autoexploración cáncer
Fotografía: UdeG / Archivo
Guadalajara, Jalisco.

Montse Gutiérrez tuvo cáncer hace siete años y lo superó. Todo inició cuando detectó una pequeña bolita en el cuello, como había estado enferma de la garganta pensó que sería un ganglio inflamado. Primero fue al ginecólogo, quien con sólo tocarlo le dijo que era cáncer, sin estudio en mano.

La envió con un infectólogo. Este especialista descartó la enfermedad, pero le comentó que de todos modos era necesario hacer un estudio. El siguiente médico que se presentó con ella fue un cirujano oncólogo. La tenían que intervenir. Al salir del quirófano, el resultado fue que se trataba de un cáncer de tiroides medular, pero a los 15 días los resultados de patología indicaban que era Linfoma de Hodgkin, etapa 2.

“Es bastante común que cuando estamos enfermos se nos acercan a nosotros personas con remedios mágicos y a veces estas enormes ganas que tenemos de salvarnos nos llevan a creer que esto va a funcionar, pero al final esto nos pone en peligro porque a veces estos remedios se contraponen al tratamiento y puede traerte más complicaciones”.

Ahora, Montse apoya a pacientes con cáncer, y encontró siete claves para superar la enfermedad.

“El primero: sé tu prioridad. Cualquier cosa extraña que notes en tu cuerpo acude al médico, es lo que les decía hace unos instantes, no asumas, no saques conclusiones, tú conoces tu cuerpo y reconoces cuando algo raro está sucediendo, sé tu prioridad ante tu familia, ante tu trabajo, incluso ante la pandemia, porque la verdad es que mucha gente ha dejado de ir al médico por miedo a contagiarse al ir a un hospital y esto ha provocado que muchas enfermedades, entre ellas el cáncer, se detecten ya muy tarde. Entonces, no lo dejen para después”.

  • Segundo: Cuestiona todo. Si durante el diagnóstico algo no te convence, pregunta, busca otra alternativa médica, otros profesionales médicos y cuando tengas la seguridad de que estás en buenas manos, inicia tu tratamiento.
  • Tercero: Conoce tu enfermedad. Una vez con el diagnóstico y comiences con el tratamiento, te recomiendo que te involucres lo más que puedas, haz todas las preguntas que tengas, comunica a tus médicos cualquier cosa nueva que observes.
  • Cuarto: Mantén la mente ocupada. Si trabajas, no dejes de hacerlo, esto te mantendrá ocupado en otras cosas, que tu pensamiento no esté solamente en tu recuperación.
  • Cinco: Haz ejercicio. Te ayudará a mantener tu cuerpo en movimiento, disminuir los efectos del tratamiento, es importante que te asesores sobre el ejercicio que puedes hacer de acuerdo con tu tipo de cáncer e intervenciones quirúrgicas.
  • Seis: Cuida tu alimentación. El tratamiento puede hacer que no toleres cierta comida, pero es importante comer lo más saludable posible porque esto nos va a dar las fuerzas para soportar el tratamiento con más facilidad.
  • Siete: Vive tu proceso acompañado. Tu red de apoyo te sostendrá en tu proceso y es importante que, dentro de esa red, consideres tener a una persona fuera de tu familia con quien puedas expresar tus miedos, inquietudes, o bien, algún grupo de pacientes con los que puedas compartir.
Elizabeth Ortiz

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here