Día de Muertos
Fotografía: Archivo
Guadalajara, Jalisco. 

Donde solían congregarse hasta 700 mil personas con flores, comida y música en vivo para hacer presentes a sus familiares fallecidos en el Día de Muertos, hoy los 58 panteones del Área Metropolitana de Guadalajara lucieron en silencio y soledad, cerraron sus puertas para evitar contagios de covid-19.

Mezquitán, Guadalajara, Atemajac, Centro de Zapopan, son algunos de los más concurridos por quienes no dejan pasar esta fecha para arropar a quienes se les han adelantado en el camino, y para lo cual cada año los ayuntamientos despliegan operativos que buscan mantener el orden en la multitudinaria cita a los cementerios, pero en este año de pandemia no hubo eso, la instrucción de evitar aglomeraciones sigue vigente y con botón de emergencia.

En el panteón del centro de Zapopan no fue la excepción, puertas cerradas y un comunicado del gobierno municipal informando que no hay visitas son las que reciben a quienes se acercan con la esperanza de poder entrar, o que definitivamente no se enteraron de la restricción.

Para la señora Concha Martínez, que lleva décadas vendiendo flores afuera del cementerio, ha sido una jornada precaria donde apenas ha vendido una quinta parte de lo normal en esta fecha, pero lejos de reclamar está consciente de que no son fechas para festejar, sino para cuidar la salud.

“Músicos, mucho músico que viene, aguadores, gente que acarrea agua, hace falta todo eso (…) Algunos hasta enojados, pero sí son sensatos van a pensar en su salud. Yo creo que es mejor estar sanos que con dinero“.

Quienes se acercan a comprar flores tradicionales de la temporada lo hacen para adornar su altar de muertos, ya que la contingencia sanitaria obligó al país a honrar a los muertos sin fiesta y desde casa.

Violeta Meléndez