Fotografía: Gobiermo de Jalisco
Guadalajara, Jalisco.

Para el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, el asesinato de su antecesor, Aristóteles Sandoval, “ya está resuelto”, pues ya se sabe quiénes fueron los agresores y existen las órdenes de aprehensión en su contra.

Lo anterior lo dio a conocer en su visita a Puerto Vallarta, ciudad donde se registró este homicidio en diciembre de 2020 y que hasta la fecha sigue impune.

A pesar de ello, no existe ni un solo detenido, pues los 14 empleados del lugar donde ocurrió el hecho han sido liberados, e incluso una persona que trató de extorsionar a los policías de investigación ya fue sentenciado y liberado bajo las reservas de ley.

El mandatario estatal reconoció que los hechos ocurridos en esa ciudad han dañado la imagen de Puerto Vallarta y están relacionados con la delincuencia organizada, por lo que son temas “delicados” que siguen su curso y proceso.

El ex gobernador Aristóteles Sandoval fue asesinado el pasado 18 de diciembre, cuando se encontraba en un restaurante ubicado en el corazón turístico de Puerto Vallarta. El hecho sucedió a un mes de la privación de la libertad y asesinato del empresario inmobiliario Felipe Tomé, y a unos meses del secuestro masivo de turistas guanajuatenses que acudían al llamado “vallartazo” a bordo de vehículos todo terreno.

De todos estos hechos, no hay un solo detenido.

Redacción: Javier Frías

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here