Fotografía: Sergio Niebla | Attribution-ShareAlike 2.0 Generic
Guadalajara, Jalisco.

Cada vez hay más agave azul tequilana weber, más productores y es más cara esta planta. Durante 2020, un año que será recordado por la pandemia del COVID -19, el precio del kilogramo del agave que se utiliza para producir el tequila superó los 30 pesos, es 3 mil veces más caro que en 2016 cuando se vendía en un 1 peso. En el Seminario del Agave, organizado por Yara, empresa especializada en nutrición vegetal, el secretario del Comité Técnico Agronómico, del Consejo Regulador del Tequila, Ismael Vicente Ramírez expuso este fenómeno.

Explicó que a la par de la escalada del precio, el número de productores creció 154% en los últimos tres años en el área geográfica con Denominación de Origen del tequila, principalmente en Jalisco y Guanajuato; en 2017 había 5 mil 207 agricultores dedicados a este cultivo y en 2019 se contabilizaron 13 mil 256.

El inventario de agave asciende actualmente a 650 millones de plantas, de las cuales 400 millones fueron sembradas entre 2016 y 2019, según cifras del CRT.

El ingeniero indicó que este fenómeno ocurre a pesar de que este cultivo con un proceso de maduración siete años es especializado y tiene su grado de dificultad.

La última sobreplantación de agave estimulada por su encarecimiento ocurrió en 2004 y el desplome de los precios se registró hasta 2011. El especialista aclaró que los productores que recién incursionan en este cultivo deben considerar que tiene más de 100 usos, y no sólo sirve para la producción del tequila, industria atractiva por tener un valor de 16 mil 500 millones de pesos en el mercado nacional.

Georgina García Solís