Fotografía: Twitter "@LegislativoJal".
Guadalajara, Jalisco.

Como un buen intento, pero con claroscuros y muchos espacios de discrecionalidad, calificó el especialista en temas legislativos, Alberto Bayardo Pérez Arce, el reglamento del servicio civil de carrera del Congreso del Estado que fue aprobado la semana pasada, y con el cual los diputados locales prometen acabar con la lógica de “cuotas y cuates” en los puestos del Legislativo para colocar sólo personal capacitado.

El también coordinador del Observatorio Legislativo del ITESO consideró que es una buena intención para regular el ingreso, la promoción y desarrollo de quienes estén en Congreso, pero de inicio, que no exista claridad a quién va dirigido “es preocupante”.

“Lo que me preocupa es que no está claro a quién se refiere, o sea, remiten a un catálogo, estoy tratando de localizar aquí dónde dice de qué se trata ese catálogo, quién lo va a construir y demás, y entonces parece que todo el personal que trabaja en el Congreso va a entrar aquí, de manera indiscriminada y eso sí me preocupa”.

De acuerdo a uno de los transitorios del reglamento, el Catálogo del Servicio deberá estar aprobado en un plazo de 90 días. Según Bayardo Pérez Arce, ahí tienen que incluirse tres tipos de trabajadores del Congreso, sólo algunos de base, los adscritos a comisiones y el personal de confianza. A eso agregó que los empleados de base deben regirse por un sistema de escalafón, que les permite ascender de acuerdo al cumplimiento de ciertos requisitos y no en éste.

Respecto a la integración de la Comisión de Evaluación, que tendrá entre sus funciones validar los requisitos de quienes concursan, dijo que le llama la atención la titularidad por parte de quien preside la Comisión de Vigilancia en el Congreso, el emecista Higinio del Toro, así como la inclusión de los sindicatos y la parte patronal.

“Porque si ahí definen los criterios, pues este ya, es que eso igual tendrían que tenerlo con ya criterios especificados desde antes, no a partir de los perfiles de los puestos, que además eso es algo que todavía se va a elaborar”.

Consideró que los diputados deberán atender los espacios de discrecionalidad que existen en este reglamento, si en realidad buscan hacerlo funcional y no caer nuevamente en las cuotas políticas de los puestos.

“Probablemente sí hay una mejoría, pero creo que deja todavía muchos espacios de discrecionalidad, que habrá que ver cómo los van a ir acotando, si es que quieren, porque si no, pues vamos a ver una edición más de lo que ya hay ahorita, nada mas, más reglamentada”.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here