Serie
Fotografía: EFE/ María Téllez/ Magnolia LM
Ciudad de México, México.

La serie documental “Fotoperiodistas” busca “arrojar luz entorno a las diferentes aristas temáticas en el fotoperiodismo”, dijo a Efe su creador, Armando Meneses, quien lleva años trabajando en este proyecto que publica este sábado su quinto capítulo.

Con 13 episodios en total, “Fotoperiodistas” es el fruto de una investigación profunda y duradera con la que Meneses quiso contar la realidad de 13 fotógrafos -6 mujeres y 7 hombres- de distintas partes de México.

“No nada más tiene que ver con el trabajo fotográfico que generan, sino que también tiene que ver con sus inquietudes y temas que desarrollan a nivel social”, dijo el productor y realizador.

Los episodios tienen 25 minutos de duración y están divididos en tres bloques. Se cuenta la historia de cada protagonista, para luego indagar en sus retos y las condiciones a las que se enfrentan, que son muy distintas dependiendo del contexto en el que se muevan.

Contextos de violencia, misoginia, precarización o salarios muy bajos son algunas de las situaciones a las que se enfrentan los profesionales que se presentan en esta serie documental.

Sashenka Gutiérrez, fotoperiodista de la Agencia Efe que cuenta con una prolífica carrera, protagonizará el programa de este sábado en el que podrá verse su trabajo cotidiano en la capital mexicana pero también su casa, su intimidad y sus preocupaciones, como la asimetría en la que trabajan muchas mujeres fotógrafas.

“Generalmente nosotros somos los que estamos en las vidas de las personas, en la noticia. Fue raro de repente, los seguimientos y también abrir un espacio en mi casa, dejar conocer una parte que no se conoce muy bien. Nadie me pregunta las cosas que pienso o siento”, detalló Gutiérrez a Efe.

Otros de los protagonistas son Alfredo Estrella, de la Ciudad de México; Jesse Mireles, de Zacatecas, y Víctor Jiménez, de Querétaro.

Con cada uno la audiencia se encuentra de frente con maneras muy distintas de dedicarse al fotoperiodismo y de integrarlo a sus vidas.

Y justo esto es, para Sashenka Gutiérrez -la primera fotógrafa con la que Armando empezó a trabajar hace seis años-, uno de los puntos fuertes de la serie documental: el aprendizaje.

“Lo más bonito de la serie es eso, que van a mostrar el trabajo de otros fotógrafos, porque aquí (en la capital) obviamente conocemos la chamba (trabajo) de muchos pero lo bonito es que nos llevan a conocer a otros compas (compañeros) que no conocíamos”, dijo.

Ambos profesionales consideraron que este trabajo, aunque tal vez no lo sabían, llena un hueco que era necesario ocupar para humanizar el trabajo de los fotoperiodistas, siendo la primera serie documental de estas características.

En 13 capítulos se visitan varios estados del país como Chiapas, Oaxaca, Zacatecas y Sinaloa y ciudades como Tijuana, Ciudad Juárez y Ciudad de México, de donde se tomaron varias historias.

México es uno de los países del mundo más violentos para el gremio periodístico y cada año se registran numerosos asesinatos, agresiones e intimidaciones contra la prensa por parte del crimen organizado y de autoridades.

La CNDH ha señalado que México es uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo en América Latina y hasta ahora contabiliza 170 periodistas y trabajadores de medios asesinados desde el año 2000.