Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

Este jueves, poco antes de las 4 de la tarde, un par de policías privados de la plaza Gran Terraza Oblatos, en el municipio de Guadalajara, hostigó a una madre de familia que estaba amamantando a su bebé, pese a que estaba justo en una “zona preferente” para lactancia materna.

Priscila Hernández iba acompañada de su esposo y en una cafetería tienen una promoción en la que regalan una bebida a mujeres que amamantan.

Sin embargo, los elementos de seguridad le pidieron a la madre de familia que se retirara.

“Me encontraba yo junto con mi bebé que estaba amamantando y mi esposo. Hay un mensaje de esa zona preferente que dice que se obsequia una bebida a las mujeres que amamantamos. Yo le dije al (trabajador del) café y él muy amablemente me ofreció una bebida de cortesía mientras amamantaba a mi bebé. Lo amamanté un momento, después me empecé a tomar mi café y llegó un policía de la plaza a decirme que yo no podía estar en esta zona, que tenía que retirarme. Lo primero que me dijo es que nadie tenía que estar en esta zona. Después me dijo que, si ya lo había amamantado, que, si ya había terminado, tenía que irme”, relató.

Priscila Hernández explicó que en ese momento solicitó la asesoría de grupos que impulsan la lactancia materna, ante el abuso cometido por los elementos de la Policía privada de la plaza comercial.

“Llamé a colectivos de lactancia que me dijeron que no tenía que retirarme yo de ningún lugar, que no podían ir sobre los derechos del niño, sobre todo y esto que te prohíban amamantar en plazas o que te prohíban estar en zonas de lactancia es algo que no debería ocurrir porque está en contra de los derechos de los niños y de las madres que los amamantamos y me parece que no había ninguna justificación para que no me permitieran estar aquí. Al resistirme yo de irme, me dijeron que iban a llamar a la policía y yo les dije que, si nos tenía que llevar a los tres, nos llevara, pero que no nos íbamos a retirar porque no había ninguna justificación lógica”, manifestó.

La madre de familia dijo que lo sucedido le generó molestia e indignación, por lo que pide a los directivos de la Gran Terraza Oblatos que hagan una disculpa pública, ya que la actitud de los elementos de seguridad, le impiden a las mujeres a ejercer su derecho de amamantar a sus bebés.

“Exijo que desde la plaza haya una disculpa y que también se tomen medidas para que no le vuelva a ocurrir a ninguna mujer que trae a su bebé para amamantar”, enfatizó.

Tras el hostigamiento del par de policías, la mamá salió de la plaza comercial, ubicada en la zona de Oblatos.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here