hospital INSABI en Autlán
Fotografía: Gobierno de México / Referencial
Guadalajara, Jalisco.

El número de consultas por parte del Instituto de Salud para el Bienestar se desplomó desde que comenzó la transición del Seguro Popular, informó la Coordinadora del Programa de Gasto Público y Rendición de Cuentas de México Evalúa, Mariana Campos.

“Los indicadores operativos de este programa están actualmente a un tercio casi de lo que representaron con el seguro popular, por ejemplo en términos de consultas totales en 2018 hubieron 72 millones de consultas totales y en el año donde comenzó la transición cayeron a 66 millones y en 2020 a 20 millones, en 2021 se mantuvo y no hubo recuperación”.

Sin embargo, en 2020 el sistema tuvo más recursos.

“Y vemos que entonces parte de este aumento o gran parte está en un concepto que se llama aportaciones a fideicomisos públicos. Esto significa que gran parte del presupuesto del Insabi ese año fue enviado al Fonsabi, muchos creemos que esto tiene que ver con el financiamiento de la vacunación, que está muy bien que tengamos recursos para la vacunación pero a lo que me refiero es que el costo de oportunidad de los recursos en un contexto de escasez es tremendo porque se deja de gastar en los subsidios a la prestación de servicios públicos”.

Aunque hubo un aumento de recursos en 2020, si revisamos el presupuesto de años anteriores con el Seguro Popular, que era de 71 mil millones en promedio, en realidad comenzó a bajar desde 2016, con el gobierno anterior, aclaró.

Ya en general, se estancó el gasto total en todo el rubro de salud, de acuerdo con los datos más recientes de 2021.

“Vemos que en 2021 se estancó el gasto en salud, con respecto a 2020 porque no tuvo crecimiento, pero además una parte importante 54 mil millones de pesos se fueron a fideicomisos públicos ¿qué significa eso? Que cuando se va el dinero a fideicomisos públicos esto suele suceder al cierre del año y significa que no necesariamente los recursos se gastaron en las personas en la atención médica en ese año en particular, son recursos que se van a un fideicomiso y nada más por el hecho de que la tesorería los envíe a ese fideicomiso quedan como gastados pero no necesariamente se gastaron en ese año”.

Elizabeth Ortiz

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here