Fotografía: STC Jalisco.
Guadalajara, Jalisco.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) reabrió a la circulación vehicular la carretera Guadalajara-Barra de Navidad, a la altura del municipio de La Huerta, Jalisco, zona en la que ocurrió un derrumbe el pasado 10 septiembre, en el que falleció un hombre, tras el paso del ciclón Olaf, qué provocó vientos de hasta 180 kilómetros por hora y lluvias torrenciales.

El derrumbe de gran magnitud, registrado a la altura del km 243+500, entre las poblaciones de La Huerta y Cihuatlán, de la zona Costa Sur de Jalisco, ocurrió por una falla del talud.

Por ello, el cierre del tramo carretero se prolongó durante tres meses y medio.

El material del derrumbe afectó una longitud de 180 metros sobre la superficie de la carretera federal y tenía una altura de 107 metros.

Implicó trabajos y maniobras durante más de tres meses.

La SCT agradeció a los habitantes de la zona, por su espera y paciencia durante la ejecución de los trabajos.

Para poder estabilizar la falla y eliminar riesgos de un nuevo derrumbe fue necesario construir ocho escalones a todo lo alto del talud y para ello fue necesario construir un camino para subir a la parte más alta, por donde ingresó la maquinaria y equipo, que permitieron bajar las rocas y el material suelto y lograr la estabilización de la ladera en este punto de la carretera Guadalajara-Barra de Navidad.

Se retiró un volumen de material y rocas que se encontraban en el talud y en la cinta asfáltica, de aproximadamente 120 mil metros cúbicos, lo que equivale a unos ocho mil 571 camiones de volteo, reportó la dependencia federal.

El Centro Jalisco de la SCT Jalisco prometió que antes de concluir el presente año, aplicará un tratamiento superficial al tramo carretero que fue afectado por el derrumbe, “para dejarlo en mejores condiciones de tránsito”.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here