Odalis
Fotografía: Celia Niño/ Archivo
Guadalajara, Jalisco.

Luego de que este martes se registrara la muerte de Odalis Santos Mena, una joven fisicoculturista del municipio de Autlán que fue contratada para promocionar un tratamiento en la clínica privada Skinpiel Wellness Center, la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) confirmó que el lugar no contaba con aviso de funcionamiento, un trámite que es indispensable para permitir la operación de giros comerciales dedicados a la belleza, el aseo, la perfumería y alimentos y bebidas.

A través de la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de Jalisco (Coprisjal), se dio cuenta de que el establecimiento tampoco contaba con el inicio del trámite para obtener su aviso de funcionamiento y tampoco está registrado ante la Coprisjal, como debería ocurrir al ostentarse como un centro integral de belleza y clínica dermatológica que, además, operaba como spa.

Desde el miércoles, un día después de la muerte de Odalis en las instalaciones de la clínica, el lugar ha permanecido cerrado, por lo que los verificadores sanitarios no han podido revisar su situación jurídica y el caso ya fue atraído por la Fiscalía del Estado.

Según la familia de la víctima, Odalis sufrió un paro cardíaco luego de que “personal no profesional” le suministrará anestesia para someterla a un tratamiento contra la sudoración. A falta de equipo humano y de instrumentación, la joven no recibió primeros auxilios de manera oportuna.

Actualmente se está a la espera de los resultados de la autopsia para establecer la causa de la muerte.

Celia Niño