Fotografía: Medios
Guadalajara, Jalisco.

Cansados de esperar una solución por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador, al conflicto agrario existente con Nayarit, la etnia wixarika de San Sebastián Teponauxtlán, de la región Norte de Jalisco, comenzó una marcha desde su territorio hasta Palacio Nacional.

La decisión de expresar el descontento hacia el gobierno federal la tomó la asamblea realizada los días 4, 5 y 6 de marzo, en Tuxpan, municipio de Bolaños.

“No aceptamos emisarios del gobierno federal, solicitamos de manera personal y respetuosa una entrevista con el presidente Andrés Manuel López Obrador, para que nos indique cuál será el mecanismo de restitución que vamos a emprender”, advirtió Óscar Hernández, presidente de Bienes Comunales de Tuxpan y San Sebastián Teponahuaxtlán.

La comunidad de San Sebastián ha ganado diversos juicios en los tribunales agrarios a los ganaderos nayaritas, para que les restituyan las tierras, sin embargo, no se ha ejecutado la restitución del territorio ante el riesgo de violencia, de ahí la molestia y el incumplimiento de los compromisos adquiridos por López Obrador.

Los comuneros definieron que en esa asamblea se resolvió ir a la marcha de protesta, la cual está prevista que dure 28 días, en los que se van a recorrer a pie más de 800 kilómetros, desde la sierra jalisciense hasta Palacio Nacional.

“La única posibilidad de que se interrumpa la marcha es que el presidente de la república, nos encuentre en el camino para generar una ruta viable de cómo nos van a restituir nuestras tierras invadidas. Si no es así, llegaremos hasta Palacio Nacional para quedarnos hasta que nos reciba y nos resuelva”, dijeron.

Los manifestantes wixárikas, entre quienes están autoridades agrarias y tradicionales van acompañados por personal de la CEDHJ y por personal de Protección Civil del Estado.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here