Fotografía: Medios
Kiev, Ucrania.

Las tropas rusas atacaron este martes la torre de televisión de Kiev y bombardearon Járkov, en una intensificación de su ofensiva en Ucrania pese a las sanciones occidentales cada vez más fuertes contra Moscú.

En el sexto día de la invasión, los ataques se multiplicaron en Járkov, la segunda ciudad del país.

Un bombardeo contra la plaza central de esta ciudad de 1,4 millones de habitantes, no lejos de la frontera con Rusia, destruyó la sede de la administración regional, indicó el gobernador Oleg Sinegoubov, en un video en Telegram que mostró la explosión.

Al menos 18 muertos y 26 heridos es el saldo provisorio de los ataques de este martes en la ciudad, según los servicios de socorro.

El primer ministro británico, Boris Johnson, denunció bombardeos “absolutamente nauseabundos” y los comparó con los mortíferos ataques contra la ciudad bosnia de Sarajevo en los años 1990.

En la capital Kiev, un ataque impactó en la torre de la televisión, dejando cinco muertos y cinco heridos. Una fotografía publicada por el ministerio del Interior mostró la torre entre una espesa nube gris. La estructura principal seguía en pie.

Imágenes satelitales captaron durante la madrugada del martes una columna de más de 60 kilómetros de vehículos blindados y artillería rusos que avanzaban desde el norte en dirección a Kiev.

En consonancia con ese avance, el ejército ucraniano movió su dispositivo hacia el oeste y el norte de la ciudad, constató un periodista de la AFP.

– Avance ruso en el sur –

Los rusos parecían registrar avances en el sur del país, en la región del mar de Azov.

El puerto Mariúpol estaba sin electricidad por los bombardeos y el gobernador de la región indicó que la localidad de Volnovaja, de 20.000 habitantes, quedó casi “destruida”.

El ministerio de Defensa ruso informó que sus tropas avanzaban por la costa desde la península de Crimea (anexada en 2014) y se unieron a las milicias separatistas prorrusas de Donetsk, lo que brinda una continuidad territorial estratégica para las fuerzas invasoras.

Esta información no pudo ser verificada en lo inmediato.

El ejército ruso controla también los accesos a la ciudad costera de Jerson (290 mil habitantes), más al oeste, según su alcalde.

– Nuevas sanciones –

La ONU estima que más de 677 mil personas han huido de Ucrania y hay un millón de desplazados internos. “Observamos cómo podría convertirse en la crisis de refugiados más importante de este siglo en Europa”, dijo el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, destacó en una conversación telefónica con su par estadounidense Joe Biden la necesidad de “frenar” la invasión rusa “cuanto antes”.

Zelenski también habló por videoconferencia ante el Parlamento Europeo y reiteró su petición para que Kiev se integre a la UE de forma inmediata.

“Europa será más fuerte con Ucrania en su seno. Sin ustedes, Ucrania estará sola. Nosotros hemos probado nuestra fortaleza (…). Por eso, prueben que están con nosotros, prueben que no nos abandonarán”, dijo en un dramático discurso ovacionado por el pleno.

Si bien una entrada rápida de Ucrania a la UE parece descartada, los líderes europeos expresaron su apoyo a Kiev y el jefe de gobierno alemán, Olaf Scholz, aseguró que habrá pronto más sanciones contra Rusia.

Estados Unidos, Europa y los países aliados ya han adoptado una serie de medidas sin precedentes para castigar a Moscú, que incluyen la exclusión del sistema internacional de transferencias financieras Swift, bloqueo de divisas y sanciones individuales contra la élite política, gubernamental y empresarial rusa.

“La restricción de las actividades del banco central de Rusia ya superó nuestras expectativas (…), el rublo está en caída libre y el tesoro de guerra de Vladimir Putin ha sido duramente golpeado“, dijo el ministro de Finanzas alemán, Christian Lindner.

– Mercados convulsionados –

El gobierno ruso se esfuerza en contrarrestar el efecto de las sanciones y, tras una serie de medidas para apoyar la economía nacional y el rublo anunciadas el lunes, prepara un decreto para frenar la fuga de inversiones extranjeras.

La situación general preocupa y mucho a los mercados mundiales -especialmente europeos- que volvieron a caer este martes.

Los precios del crudo siguieron subiendo, un 10% el barril de WTI y 9% el del Brent, antes de una reunión el miércoles de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, entre ellos Rusia, bajo el formato OPEP+.

En la sede la ONU en Ginebra, numerosas delegaciones, entre ellas la de Ucrania y los países occidentales, boicotearon la intervención online del canciller ruso Serguéi Lavrov en una conferencia de Desarme y en la sesión del Consejo de Derechos Humanos, dejando la sala casi vacía.

Pese a esta presión inédita, Putin parece decidido a continuar la ofensiva y poner fin a las aspiraciones de Ucrania de sumarse a la UE y la OTAN.

Las primeras negociaciones entre ambos bandos, celebradas el lunes en Bielorrusia, culminaron sin ningún alto el fuego y las delegaciones volvieron a sus capitales para realizar consultas, sin fijar fecha para otro encuentro.

Ante la catástrofe que comienza a perfilarse, la ONU lanzó un llamado a recaudar 1.700 millones de dólares en ayuda de emergencia para Kiev, ya que estima que 12 millones de personas dentro de Ucrania van a necesitar ayuda y proyecta que unos cuatro millones de desplazados podrían requerir auxilio en los países vecinos en los próximos meses.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here