Ocotlán, Jalisco
El robo de colmenas y la deforestación son amenazas para los apicultores de Jalisco, quienes a pesar de esto se siguen esmerando en continuar produciendo miel. Tal es el caso del apicultor, Josué Godínez López, quien tiene 16 años en el oficio, y ha sido testigo de las barreras a que se enfrenta este sector productivo.

“Ya casi no producimos nada de miel, solíamos producir hasta 70-80 kilos por caja, ahorita no producimos más de 15-20 kilos en una cosecha regular. Lo hemos notado muchísimo, con la deforestación tenemos alrededor de dos años o tres que la hemos notado, cada vez hay menos lugares dónde poner a nuestras abejas”

A estas problemáticas se suma el uso de pesticidas y la miel adulterada. Estos factores han hecho que los apicultores de Jamay busquen seguir produciendo en otros estados. Por si fuera poco, quienes se dedican a este oficio también deben cuidar que no roben sus colmenas:

“Hemos sido víctima de robo, el año pasado nos robaron 70 cajones, la verdad esto te desanima, a muchos compañeros les han estado robando y más por el incremento del precio de la miel, por lo que hay quienes lo ven como algo lucrativo”

Según el Instituto de Información Estadística y Geográfica del Estado de Jalisco, en México hay una reducción de un 32 por ciento de las colmenas, por ello es urgente legislar para evitar los agroquímicos agresivos y plantar parches florales que las suministren de alimento, no solamente sirven las grandes extensiones de campo, también se pueden hacer en los jardines del hogar.

Mediante un comunicado de prensa, el Instituto señaló que en 2019 Jalisco ocupó el tercer lugar en producción de miel, después de Yucatán y Campeche, en tanto que se ubicó en segundo lugar por su valor comercial al aportar 286 millones 371 mil pesos. Los principales municipios productores de miel en Jalisco son Jamay, Zapotiltic y Zapotlán el Grande.

En una rueda de prensa, el doctor del  Centro de Investigación en Abejas, José Carlos Tapia Rivera, explicó que las abejas también sufren por deficiencias nutrimentales. Explicó que los cambios de uso de suelo afectan a las poblaciones de abejas, ya que se está modificando el hábitat de los ecosistemas y cada vez hay más cultivos monoflorales, como berries y aguacate. Las abejas necesitan diez aminoácidos esenciales que deben de tener en la dieta, y esto no lo pueden obtener con plantaciones monoflorales.

Luis Felipe García López