Francisco de Alba
Fotografía: Alicia Preza
Guadalajara, Jalisco.

El nombre de Francisco de Alba es reconocido en distintos ámbitos de la vida política y cultural de Jalisco, ya que además de contribuir al servicio público fue el responsable de una de las tradiciones orales más representativas de Lagos de Moreno, plasmadas en su libro, “El alcalde de Lagos y otras consejas”, que cuenta las andanzas del personaje más icónico de ese municipio jalisciense.

Pero esta no fue su única obra. Libros como “Al toque de queda” han sido objeto de ensayos y tesis, al retratar situaciones de la vida del Siglo XX en las haciendas y caserones de Lagos de Moreno. Habla su hijo e investigador del Colegio de México, Carlos Alba Vega.

“Si antes fue motivo de molestia para los laguenses andar en boca de maledicientes, escuchándoles repetir fábulas con intención peyorativa desde la aparición de esta obra en 1957, el alcalde de Lagos es patrimonio festivo de los laguenses y las laguenses, referencia obligada para calibrar las barbaridades que cometen los ediles”.

A 100 años del natalicio de Francisco de Alba, el Colegio de Jalisco, del cual fue fundador, rindió un homenaje e hizo entrega de una placa conmemorativa a la familia del escritor, festejo al que se sumó el presidente municipal de Lagos de Moreno, Tecutli Gómez, quien adelantó que en los próximos meses se realizará una serie de homenajes, además de la reedición de la obra de Francisco de Alba.

“El interés del Gobierno municipal de participar en la reedición de su obra, dé los recursos necesarios para que su obra pueda reeditarse y, sobre todo, que pueda llegar a los jóvenes y a las nuevas generaciones“.

Alicia Preza

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here