Guadalajara, Jalisco.

Que el conflicto termine. Esa es la petición que hizo el Rector General de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Ricardo Villanueva Lomelí, al gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro.

Tras meses de desacuerdo entre las autoridades de la casa de estudios con el Ejecutivo estatal, el líder universitario solicitó al Gobierno de Jalisco que ambas instancias vuelvan a la mesa de diálogo y trabajen juntos

“para evitar que este diferendo le quite la oportunidad de educación a miles de jóvenes”.

La prioridad del rector es hacer a un lado los problemas y trabajar en beneficio de los jaliscienses. Esto, a más de un año de que se desató el malestar de la comunidad universitaria por la decisión del gobernador de redirigir 140 millones de pesos que ya estaban aprobados por el Congreso de Jalisco para el Museo de Ciencias Ambientales.

“Una vez más quiero hacer un sincero llamado al diálogo para resolver de una vez por todas este problema y ponernos a trabajar en lo verdaderamente importante: la seguridad, la salud y, sin duda, la educación de todos los jaliscienses”.

El llamado a la paz ocurre cinco días después de que el gobernador amenazara a la rectora del CUValles, María Luisa García Bátiz, y a otros funcionarios. En su mensaje, Ricardo Villanueva destacó que ni Jalisco es un ring, ni el diferendo entre ambas partes es una pelea de box, por lo que ambas partes deben cuidar su investidura.

“El video del viernes describe a la perfección, en un minuto con 53 segundos, el trato que hemos recibido durante el último año. Pero puedo asegurarles que, de nuestra parte, en todas mis reuniones, los universitarios siempre nos hemos dirigido con respeto y con mucha disposición al diálogo. A cambio, lo que hemos recibido son recortes presupuestales, una absoluta cerrazón y ya se acumulan muchos insultos”.

Reiteró que, si el desacuerdo es por el Museo de Ciencias Ambientales, éste puede quedar fuera de toda discusión futura. Y añadió que las más de 140 manifestaciones en Casa Jalisco tienen como único interés impedir que haya un abuso de poder contra la UdeG.

“Estamos cumpliendo ya un año de un conflicto que no tiene razón de ser, que es muy difícil explicar de manera racional. En los hechos, y haciendo un recuento, el 9 de agosto el gobernador decidió quitarnos 140 millones de pesos de la partida de infraestructura educativa. A partir de esto, la Universidad sólo se ha defendido y ha defendido también la división de poderes y la legalidad en Jalisco”.

Este llamado a la cordura se da, además, porque hay proyectos de obra pendientes por más de mil 200 millones de pesos para crecer la matrícula. El Rector insistió en que las instalaciones del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) en La Normal están listas para recibir a ocho mil nuevos alumnos “sin construir un solo edificio” desde el próximo ciclo escolar.

Concluyó diciendo que no es de su agrado la confrontación abierta y, por lo mismo, llamó a la comunidad universitaria a no caer en provocaciones ni sumen a la violencia.

“Sigamos defendiendo a la Universidad con firmeza, pero a la vez con elegancia, con prudencia, siempre con datos y con argumentos objetivos. Necesitamos madurez. Necesitamos diálogo. Necesitamos altura de miras y poner por delante lo más importante: a Jalisco y a su Universidad. Gobernador: en la Universidad de Guadalajara sólo pedimos lo justo. Pedimos respeto y una vez más ofrecemos el diálogo y todo nuestro trabajo por el bien de los jaliscienses”.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here