Fotografía: EFE/Esteban Biba.
Nueva York, Estados Unidos.

Ricardo Alberto Martinelli Linares, hijo del expresidente panameño Ricardo Martinelli (2009-2014), admitió su culpabilidad, como ya hizo su hermano Luis Enrique, en la trama de sobornos y blanqueo de dinero relacionada con en el caso de la constructora brasileña Odebrecht, lo que podría acarrearle una sentencia máxima de 20 años de prisión.

Sentado en el mismo lugar que su hermano ocupó el pasado 2 de diciembre en la sala 10 A del Tribunal Federal del distrito Este de Nueva York, Ricardo Alberto Martinelli se declaró “culpable”, después de haber alcanzado un acuerdo con la fiscalía.

Vestido también como su hermano, con el uniforme caqui del centro de detención del distrito de Brooklyn, en el que se encuentra desde el pasado fin de semana, R. A. Martinelli admitió haber conspirado junto con su hermano en una trama que implicó el blanqueo de 28 millones de dólares con la intención de sobornar a un alto funcionario de su país, que era un “familiar cercano”, en favor de Odebrecht.

Según el pacto alcanzado con la Fiscalía, esta pedirá una pena de entre 108 y 135 meses de cárcel para Ricardo Alberto y su hermano, mientras que la defensa, por su parte, renunciará a apelar la sentencia si esta es igual o menor a 151 meses de cárcel (doce años y medio).

El juez Raymond Dearie -el mismo que lleva el caso de Luis Enrique- ha fijado como fecha para leer la sentencia de Ricardo Alberto el 13 de mayo, aunque el abogado de la defensa de los Martinelli ya anunció hoy que pedirá adelantar ese veredicto.

El día de la sentencia de Luis Enrique está fijado, en principio, para el 20 de mayo.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here