Fotografía: Medios
Bogotá, Colombia.

Los equipos de rescate encontraron los cuerpos de dos de los 11 mineros que quedaron atrapados por una inundación en el noreste de Colombia a finales de marzo, informaron autoridades este sábado, tras 22 días de búsquedas.

“El equipo de seguridad y salvamento minero encontró (…) uno de los cuerpos de los jóvenes atrapados en labores subterráneas en Neira, Caldas, desde el pasado 26 de marzo”, detalló en un comunicado la estatal Agencia Nacional de Minería (ANM).

Unas horas más tarde un segundo cuerpo fue avistado en el pozo, informó a medios una portavoz del equipo de rescate. El resto siguen desaparecidos.

Los 11 mineros quedaron atrapados en una explotación ilegal de oro de 17 metros de profundidad que se inundó por las fuertes lluvias que provocaron una creciente del Rio Cauca. El rescate se ha visto entorpecido por nuevas inundaciones en la zona.

“Presento mis condolencias a los familiares del joven encontrado y nuestro compromiso con las demás familias para mantener los esfuerzos y encontrar a las personas que faltan”, expresó Juan Miguel Durán, presidente de la ANM.

Los accidentes de este tipo son frecuentes en Colombia, donde las rentas de la minería ilegal de oro superan a las del narcotráfico, según la fiscalía general.

El país sudamericano vive un conflicto de casi seis décadas con varios grupos armados que se financian a través de ambas prácticas ilegales.

En lo que va de 2021, este tipo de accidentes han dejado 33 fallecidos, según la ANM. El año pasado, la agencia registró 171 muertes en emergencias mineras frente a 82 en 2019.

La actividad minera legal representa, junto con el petróleo, el principal producto de exportación de la cuarta economía de América Latina.