Renovación de Morena
Fotografía: Violeta Meléndez
Guadalajara, Jalisco. 

A pesar de la fuerte confrontación entre dos corrientes internas del partido Morena de cara a la renovación de su presidencia nacional, Rafael Estrada Cano, representante del aspirante Mario Delgado, aseguró que el proceso para renovar la dirigencia del partido es una fiesta democrática, aunque el aspirante Porfirio Muñoz Ledo ha recurrido incluso a una denuncia penal en contra de su homólogo.

En Guadalajara, Estrada Cano aseguró que la militancia jalisciense está decantada hacia el proyecto de Mario Delgado y aseveró que, a pesar de los desencuentros entre morenistas en lo nacional, habrá unidad el 24 de octubre cuando se designe al nuevo presidente del partido.

“Para nosotros es una fiesta, una fiesta, es una fiesta de la democracia porque se ha dado la libertad de fijar posiciones, ¿Incluso con denuncia penal? Claro, permítame, estaban acostumbrados como en el Congreso, estaban acostumbrados a que las mayorías aplastaran, nosotros tenemos una mayoría absoluta y es el talento político de Mario Delgado”.

A diferencia del contendiente Muñoz Ledo, quien se ha autoproclamado dirigente nacional y ha rechazado el resultado de la última encuesta que no lo favorece, Estrada Cano aseguró que los afines a Delgado sí reconocerán los resultados sean cuales fueren.

“Si alguien con ese egocentrismo alcanza a decir yo voy a ser quien define, quisiera saber quién respalda esa posición, esa sería la contrarréplica, y quién respalda esa posición”.

Como parte del proceso se tiene previsto una tercera encuesta de reconocimiento hacia los dos contendientes, luego de que en la primera aventajara Muñoz Ledo y se declarara un empate en la segunda. Será el próximo 23 de octubre cuando cierre el proceso.

Violeta Meléndez