Fotografía: Pablo Toledo
Guadalajara, Jalisco. 

El aislamiento social producto de la pandemia de COVID-19 es cada vez menos notorio en las calles de Tlaquepaque. Las primeras horas del día en el centro de la ciudad lucieron como un día cualquiera donde la personas hacían filas, paseaban, realizaban compras o andaban sin motivo.

Pese a que las unidades de la Policía de Tlaquepaque invitaban vía perifoneo a retirarse a sus hogares, poco fue escuchado el mensaje por los asistentes del primer cuadro de la ciudad. Y es que las personas argumentan que salir a la calle en estos momentos es por cuestiones necesarias; para cumplir con trámites y obligaciones que se han dejado de hacer desde que inició esta contingencia sanitaria.

Ciudadanos consideran que la información sobre la reapertura de comercios fue mal entendida, por ello,  hoy las calles se ven con más gente a comparación de otras semanas, los que sí entendieron bien el mensaje fueron los comerciantes, ya que en el primer cuadro de San Pedro Tlaquepaque las cortinas del Parián y los restantes giros no esenciales aún permanecieron cerrados.

Pablo Toledo