Discriminación por tener esclerosis múltiple
Fotografía: IMSS
Guadalajara, Jalisco.

El Instituto Mexicano del Seguro Social hace un llamado a los derechohabientes a que acudan a sus consultas de medicina familiar, de especialidad y cirugías, y otros servicios médicos que ya se están recuperando luego de la disminución de contagios de COVID-19 a nivel nacional.

Algunas de las especialidades que ya se encuentran en operación normal son: Traumatología y Ortopedia, Oftalmología, Medicina Interna, Cardiología, Neumología, Neurología, Urología, Gastro, Endocrinología, Pediatría, Psiquiatría, Nefrología, Angiología, Dermatología, Reumatología, Cirugía General, entre otras.

En caso de que algún derechohabiente haya perdido o se haya suspendido su cita para estudios o consulta durante la pandemia, es necesario que acudan nuevamente a reagendarla.

Para los procedimientos quirúrgicos, es importante que acudan con su médico para que se actualicen los estudios preoperatorios y la valoración para su nueva programación de la cirugía.

Los derechohabientes pueden acudir de manera segura a sus unidades médicas y hospitales, sin embargo, en un recorrido hecho por este medio se constató que algunas clínicas como la 45 del IMSS, la 46 y la 89 mantenían a las personas amontonadas en espera de estudios de laboratorio, de consultas o incluso farmacia.

Además, en la clínica 46 en los baños no había jabón y en algunos lavabos no había agua, además de estar sucios.

Rocío López Fonseca