Clinica diabetes
Fotografía: Cortesía
Guadalajara, Jalisco.

Ahora sí, poco a poco regresan los servicios al Hospital General de Occidente como la Clínica de Diabetes, un servicio que no sólo atiende pacientes con la enfermedad, sino también reciben educación y forma profesionales que laboran en el primer nivel de atención como enfermeras y médicos para que ayuden a detectar y enviar a tiempo a estos pacientes a una atención integral.

El jefe de la clínica y endocrinólogo, Alfredo Ortiz Cadenas, explica:

“Cada vez hay más problemas de este tipo y si nosotros fuéramos justos con el término más que llamarle clínica de diabetes le llamaríamos mejor enfermedades metabólicas y cardiometabólicas porque las complicaciones tienen mucho que ver con la circulación, sobre el efecto en el corazón y los riñones”.

Al día se atienden aproximadamente 30 personas que acuden a todos los servicios que tiene la clínica, consulta con el endocrinólogo, después pasan al área de podología, oftalmología, nutrición y psicología.

Esta clínica tiene año y medio de creada, pero con la emergencia sanitaria por la covid-19 tuvieron que suspender actividades y ceder su espacio al área covid-19 ya que se encuentran en el Hospital Geriátrico.

El psicólogo Luis Adrián Araiza González, señala que lo importante es hacer conciencia al paciente y su familia de que la diabetes es una enfermedad para que la acepte y controle:

“La psicología viene a aportar a las personas para que jueguen el rol de enfermo y puedan asumir el autocuidado en el proceso de salud-enfermedad entonces, nosotros desarrollamos aquí en primera instancia un área de psicología para la salud en donde el paciente como lo dije anteriormente tiene un papel activo en su tratamiento de una enfermedad crónica”.

Por su parte, la oftalmóloga de la Clínica de Diabetes, Victoria Eugenia Sánchez Castellanos, advierte que el 10 por ciento de los diabéticos puedes desarrollar retinopatía que es la primera causa de ceguera irreversible en el país:

“El objetivo de la clínica es detectar esos pacientes que están con niveles altos de glucosa, controlarlos para que no lleguen a tener la retinopatía diabética proliferativa y cuando la tienen pues remitirlos a su tratamiento”.

Esta Clínica de Diabetes del Hospital Zoquipan ya regresó a dar atención, por lo que llama a la población a acudir a retomar sus citas para así tener un control de su enfermedad y disminuir las consecuencias de una diabetes no atendida como la ceguera, amputación de un pie o hasta la pierna, insuficiencia renal, entre muchas complicaciones más.

Rocío López Fonseca