Fotografía: Cortesía
Guadalajara, Jalisco.

La bancada de Morena en el Ayuntamiento de Guadalajara expresó cierta decepción del trabajo que ha hecho en casi 120 días la contralora ciudadana municipal, Cynthia Cantero Pacheco, ya que hasta ahora, de cinco quejas o peticiones de auditoría que han realizado, únicamente se ha respondido a uno de los casos.

Carlos Lomelí Bolaños, coordinador de los ediles de Morena, relató que se solicitó que se abriera una investigación sobre el proceso de licitación del arrendamiento de patrullas y equipo de seguridad para la Policía de Guadalajara. También se pidió una auditoría especial al trabajo que realiza la empresa Caabsa Eagle, empresa concesionaria de recolección de basura en la ciudad.

“Pero hoy públicamente volvemos a exigir que se dé repuesta y nos entreguen la auditoría hecha al servicio que presta al cual se destinan millones y millones de pesos de las arcas municipales. Queremos conocer el resultado de la auditoría y sobre todo saber si vale la pena la inversión que se hace con el dinero de los tapatíos en la recolección de basura. Hago un llamado a esta Presidencia Municipal, a que dejen trabajar a la contralora interna y hago un llamado a quien encabeza el Itei (Instituto de Transparencia) para que transparente este municipio opaco”, explicó.

La regidora de Morena, Candelaria Ochoa, dijo que también quiere saber cuánta gente ha sido despedida y por qué de la propia Contraloría Municipal, ya que algunos empleados se quejan de acoso laboral.

“En la Contraloría, me han llegado denuncias de que existe violencia contra las y los trabajadores. Por lo tanto, vamos a solicitar un informe de lo que está pasando al interior de la Contraloría, porque por supuesto que a los trabajadores de confianza, llega una Administración nueva y le dan las gracias, pero muchos gracias, siempre y cuando no estén trabajando de manera correcta, pero por ser trabajador de confianza no necesariamente que la tienen que correr”, subrayó.

La presidenta de la Comisión de Seguridad Pública, Mariana Fernández, precisó que deben conocerse los resultados de la fiscalización al proyecto del nuevo C5 (Centro de Control y Videovigilancia).

El nuevo C5 que impulsa el alcalde Pablo Lemus costará 167 millones y en el anterior trienio –con Ismael del Toro- se pagaron 99 millones de pesos.

“Lo más grave es que en aquel C5 que está arriba del mercado Corona -qué entendemos que ahí no es espacio para un Centro de Monitoreo- es ¿qué va a pasar con todo lo que se adquirió?, ya son 209 cámaras que hay ahí, es equipo de cómputo, son un montón de cosas que queremos saber si se van a trasladar al nuevo C5, que se va a construir o si se van a desperdiciar estos 100 millones de pesos, que es lo que se invirtió en 2020 y este C5 fue inaugurado en el 2021. Lo preocupante es saber cuántas cámaras va a haber en el nuevo C5. ¿Va a haber lo doble?, ¿o el triple? habrá el doble o el triple, o qué va a ganar los ciudadanos con el cambio de monitoreo con la nueva ubicación”, expresó Fernández.

Mariana Fernández pidió información sobre las posibles irregularidades en la compra de equipo y la instalación del anterior C5 que ya fue desmantelado del mercado Corona y ahora está en forma provisional en la Comisaría de Seguridad de Zapopan.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here