Fotografía: EFE/Abraham Pineda Jácome.
Matamoros, Tamaulipas.

Mientras esperan el momento idóneo para poder cruzar a Estados Unidos, un grupo de haitianos arrasa estos días en la fronteriza Matamoros como parte de un grupo de baloncesto que revoluciona la cancha.

“El equipo de básquetbol les ha ayudado mucho a ellos para levantarles la autoestima, entretenerse. Y para que sepan que pueden hacer algo”, declara el director del refugio, Samuel Isaí Reyna Ruiz, un espacio que actualmente alberga a unas 200 personas.

Fotografía: EFE/Abraham Pineda Jácome.

Él tuvo la idea de colocar dos canastas en el patio del albergue y organizar partidos dentro del refugio, como parte de las actividades deportivas y culturales que lleva a cabo este espacio de apoyo a los migrantes que llegan a Tamaulipas.

Lo que empezó casi como una broma, ahora es una realidad que ha motivado a migrantes haitianos y también mexicanos, así como a su entrenador de origen venezolano, a esforzarse en la cancha y mantener un buen ritmo que les ha dado 4 triunfos y apenas una derrota en el torneo.

Fotografía: EFE/Abraham Pineda Jácome.

Confiados en su talento, cuando se trata de soñar y convertirlo en realidad, los migrantes son perseverantes: procuran entrenar en el terreno de juego improvisado en el albergue, y a veces salen a unidades deportivas públicas para ejercitarse.

El equipo tiene el sueño de quedar campeones en la liga independiente que se disputa en Matamoros.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here