Fotografía: Georgina García Solís - Archivo
Guadalajara, Jalisco.

Aunque no existen estudios sobre el tiempo que puede permanecer el COVID-19 en la tela, se cree que puede durar 24 horas, la misma resistencia que ha mostrado en el cartón o lo que duran otros virus en este material.

Si se considera esas evidencias científicas, existen riesgos de contagio al probarse ropa en una tienda departamental y pueden minimizarse si compradores y establecimientos toman una serie de medidas preventivas, alertó Héctor Raúl Pérez Gómez, miembro de la Sala Situacional de Salud de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

“De cualquier manera se tienen que seguir medidas preventivas, cuando se acude a tiendas departamentales y lo ideal pues es que las personas no dejen de usar cubrebocas en ningún momento cuando se están probando alguna prenda porque el virus entra por nariz y por la boca, por las vías respiratorias y también puede ocurrir a través de la conjuntiva, a través de los ojos”.

El académico de la UdeG explicó que los estudios existentes indican que el SARS-CoV-2 puede durar vivo 24 horas en cartón, entre 3 y 4 días en plástico, vidrio y acero inoxidable, así como 4 horas sobre cobre.

Al acudir a una tienda no solo se enfrentan riesgos al medirse ropa, sino también al tocar superficies.

“Si se llegara a probar una prenda, lo ideal es lavarse las manos después de hacerlo y en todo momento evitar llevar las manos a la cara, en ningún momento dejar de usar el cubrebocas cuando se hace la prueba de alguna prenda. Ahora es preferible que no exista cambio de prendas”.

El miembro de la Sala Situacional de Salud recomendó durar el menor tiempo posible en probadores, en donde pueden quedar particulas suspendidas en el medio ambiente por ser espacios cerrados, y que las tiendas saniticen esas áreas entre cada usuario.

Georgina García Solís