“El muro de agradecimiento COVID-19”
Fotografía: Isaura López Villalobos
Guadalajara, Jalisco. 

Laura tiene 37 años y fuertes dolores por piedras en la vesícula, ella acudió al Hospital General de Occidente conocido como Zoquipan la semana pasada, pero sin más la rechazaron, le dijeron que no hay quirófanos y no solo a ella, sino a cinco personas más.
Ella misma relata:

“Llegué a urgencias del Zoquipan, me mandaron a hacer unos estudios para hacer cita de primera vez al otro día. Llegué a las cuatro de la mañana porque había pocas fichas, me comentaron, y a las 7 nos pasaron y en cuanto llegué a la ventanilla le comenté a la persona que estaba ahí atendiendo, le comenté vengo a cita de primera vez a cirugía, ni siquiera me dejó seguir hablando ni revisó mis papeles, ni nada me dijo no hay quirófanos, váyase a los civiles a cualquiera y yo, pues quiero que me revisen, que el médico me diga, me valore, me dijo o algo, me dijo no hay citas, váyase a los civiles, no hay quirófanos, hasta dentro de un año, si se quiere esperar un año, usted sabrá, pero muy cortante, muy déspota la persona que está ahí atendiendo, de hecho nos regresó como a cinco, ni siquiera nos deja hablar, ni exponer el caso”.

Le dijeron que no podían programar citas porque solo hay dos quirófanos que son solo para urgencias:

“Nos dijeron que nada más había dos quirófanos para los que iban de urgencia y que no podíamos nosotros ocupar esos lugares, ni podían disponer de ellos, entonces, pues da tristeza, porque uno con su dolor y con tantas cosas y de repente nada, así de plano, te regresan y nada, te regresan ni siquiera la oportunidad de hablar con un doctor, con un especialista”.

Afortunadamente, Laura se fue al Hospital Civil de Guadalajara, la pasaron para ser valorada por un cirujano y ya tiene fecha para ser operada, porque no aguanta el dolor.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here