Fotografía: Cortesía
Guadalajara, Jalisco.

La tormenta tropical Dolores trajo consigo la reapertura de la gruta de Sayula, que ahora mide 1.6 kilómetros de longitud y tiene 19 metros de profundidad, esto ha obligado a cerrar la carretera estatal 401 hasta nuevo aviso.

El 10 de mayo había surgido, parecía apenas una raya sobre el piso, pero se fue abriendo y cuando creía personal de la Secretaría Pública haberla controlado y cerrado, se reabrió.

Las lluvias del pasado fin de semana, generadas por la Tormenta Tropical “Dolores”, la volvieron a reabrir sobre la carretera libre Sayula- Usmajac, pero ahora a lo largo de 1.6 kilómetros de longitud, afectó la cinta asfáltica y tres áreas agrícolas de producción de aguacate y berries. Ahora tiene 19 metros de profundidad.

El secretario de gobierno, Enrique Ibarra Pedroza; Víctor Hugo Roldan Guerrero, Director General de la Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos (UEPCYB); y Sergio Graf Montero, Secretario de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), acordaron una serie de estudios para determinar la severidad de dicha grieta y prevenir una afectación mayor.

Son estudios hidrológicos, fotogramétricos, topográficos, y tomografías de resistividad eléctricas.

Para ello se designó la creación de un Comité Científico de Fenómenos Geológicos de la UEPCBJ, encabezado por el Maestro en Geografía, Carlos Suárez Plascencia, la Universidad de Guadalajara (Udeg), y la Semadet.

La carretera estatal 401, permanecerá cerrada en su totalidad, y estará resguardada por elementos de la Policía Vial y Policía Estatal.

La vía alterna será la autopista, la carretera libre a Gomez Farías- Guzmán.

Víctor Chávez Ogazón