Fotografía: Fátima Aguilar.
Guadalajara, Jalisco.

Un juez de control ordenó reabrir la carpeta de investigación en contra del segundo visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ), Kristyan Felype Luis Navarro por el presunto hostigamiento laboral que denunció su subordinada, Mara Guzmán.

Dicha investigación fue archivada en una ocasión por el ministerio público, pero tras la inconformidad de la denunciante se programó una audiencia que se retrasó en dos ocasiones. El lunes se llevó a cabo la audiencia en el Centro de Justicia para las Mujeres (CJM), misma que se retrasó por dos horas y concluyó después de hora y media. Al respecto, la víctima explicó.

“El juez finalmente decidió que se reabra la carpeta de investigación, que se reabra y el ministerio público tiene que dar una resolución en cinco días. Una de dos: o archiva la carpeta de investigación definitivamente o el ejercicio de la acción penal”.

Dicha audiencia estaba programada desde el 23 de abril pasado, pero el juez Sergio Vladimir Cabrales la pospuso al 7 de junio, y una vez más hasta el 8 de agosto. Mara Guzmán detalló que a partir de mañana comenzarán con la presentación de más pruebas para lograr que la Fiscalía impute al visitador.

“El juez le comentó a al ministerio público que pues debía de ver qué delitos se podían configurar, entonces yo mañana mismo voy a presentar los datos de pruebas que tengo. Que son los testimonios de dos testigos que presenté, los cuales están diciendo toda esta situación que se armó en mi contra. Hay un dictamen psicológico”.

El dictamen psicológico a entregar determinó que tiene estrés postraumático y daño psicológico. Guzmán se muestra desconfiada en la Fiscalía Estatal, pues durante la audiencia, la ministerio público defendió el archivo de la carpeta en la ocasión pasada.

“El ministerio público es el representante social, pero pareciera como si fuera el representante del denunciado. Como yo la vi, la verdad es que yo ya no confío en nadie, en nadie, en ninguna autoridad, no confío, pero pues deben de hacer su trabajo, tiene que resolver conforme a derecho con todas las pruebas que ya tienen y que voy a presentar”.

Contó que durante la audiencia el segundo visitador se dijo inocente e incluso solicitó al juez multarla con el argumento que se violaba la presunción de inocencia porque el asunto se hizo público en medios de comunicación, y también los invitó a esta audiencia. Aunque no sucedió así y solo hubo una petición del juez de cumplir con ese principio.

En junio de 2021, la servidora pública presentó una denuncia penal por el hostigamiento laboral que padeció durante la pandemia, pues el visitador la obligaba a ir de manera presencial, cuando era personal vulnerable por una enfermedad autoinmune.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here