Fotografía: EFE/EPA/ANSA/MASSIMO PERCOSSI
Guadalajara, Jalisco.

Aunque el gobierno estatal dispuso de más camas para pacientes con covid-19, la ocupación hospitalaria es del 56 %.

El viernes 15 de enero Jalisco tenía una ocupación del 58 por ciento de camas respecto a las dos mil 738 disponibles.

Justo el viernes, cuando la entidad pasó al semáforo rojo de riesgo, el gobernador Enrique Alfaro Ramírez dio a conocer que habría una ampliación del lote de camas disponibles.

Aún con tres mil 33 camas, la ocupación es del 56 %, pero la entidad solo cuenta con 360 ventiladores disponibles para enfermos de mayor gravedad, de acuerdo con el último reporte de la Secretaría de Salud.

El viernes 15 había mil 592 personas internadas en hospitales públicos y para este lunes la cifra aumentó a mil 705.

El último dato disponible indica que hay 444 personas graves por COVID-19.

Por otra parte, la dependencia reportó una cifra récord de pruebas para detectar esta enfermedad: 4 mil 870 en la última jornada, la más alta en 10 meses de pandemia.

Elizabeth Ortiz