Fotografía: Medios
Guadalajara, Jalisco.

En las colonias Miramar y Carlos Rivera Aceves, de Zapopan, un grupo que resultó afectado por el desbordamiento del Arroyo Seco es el de las familias de migrantes de pueblos originarios. Principalmente, purépechas de Michoacán y nahuas provenientes de Hidalgo y Veracruz.

Se calcula que son alrededor de 600 personas quienes perdieron sus viviendas y sus pertenencias, según informó Esperanza Pérez Ruiz, dirigente de los purépechas en esas colonias.

Esperanza relató cómo la represa que se tronó aguas arriba del Arroyo Seco dejó sin nada a decenas de familias, y ahora la petición que hacen es que las personas, empresas y fundaciones hagan donativos, sobre todo en artículos de limpieza y despensas.

“Por eso estamos pidiendo apoyo nosotros. Yo soy purépecha, soy de Cocucho, Michoacán. Hablamos purépecha. Aquí están mis compañeras: ella es Mary y Concha. Por eso pedimos ese apoyo, para que nos respalden, porque muchas familias purépechas se quedaron sin casa; se quedaron sin nada”, dijo.

La asistencia también es para familias nahuas de Hidalgo y Veracruz, dijo Esperanza Pérez, quien explicó qué artículos son los que más requieren, a 10 días de que sus viviendas se inundaron.

“Lo que queremos es despensa: papel de baño, toallas, jabón, cloro, escobas, trapeadores y algunas despensas si se pudiera, porque ya tenemos muchísima ropa y ahora lo que ocupamos es despensa y juguetes para los niños”, dijo.

Las donaciones pueden hacerse directamente en los centros de acopio ubicados en Juárez #114, en la Colonia San Juan de Ocotán; en la Casa Comunitaria Indígena en la calle San Miguel #15, en la Colonia 12 de Diciembre, de Zapopan; en Rutas Compartidas, con domicilio en Manuel Acuña #469, en la zona Centro de Guadalajara, y en la calle Titanio #440, en la Colonia Carlos Rivera Aceves, con Esperanza Pérez.
Ignacio Pérez Vega

Ignacio Pérez Vega