cultivo de cannabis
Fotografía: EFE/José Méndez
Brasilia, Brasil.

Una comisión de la Cámara de Diputados de Brasil aprobó este martes un proyecto de ley que legaliza el cultivo de cannabis para fines medicinales e industriales.

Al texto, sin embargo, le queda un largo y tortuoso recorrido en un Legislativo dominado por fuerzas conservadoras. Además, el presidente ultraderechista Jair Bolsonaro advirtió hace semanas que lo vetará en caso de que sea aprobado por las dos cámaras.

El llamado PL 399/15 autoriza solo a empresas, ONG y asociaciones de pacientes a cultivar la planta del cannabis -de la que se extrae la marihuana- con “fines medicinales, veterinarios, científicos e industriales”.

También regula la comercialización de medicamentos a base de cannabis y autoriza la producción y comercialización de productos hechos con cáñamo industrial, como cosméticos, productos de higiene personal o papel.

Asimismo, permite la importación y exportación de semillas, plantas y derivados de cannabis “para fines medicinales e industriales”.

El texto fue objeto de una ajustada votación (18 a favor y 17 en contra) en una comisión especial. Los diputados contrarios argumentaron que el texto es un paso más para la liberación de la marihuana en Brasil y calificaron al texto de “marco legal de la marihuana”.

El relator del proyecto, el diputado Luciano Ducci, defendió sin embargo que el proyecto está centrado en la aplicación medicinal del cannabis, presente según él en 50 países.

“Nunca fue una premisa discutir la legalización de la marihuana para uso adulto o individual”, declaró.

Tras ser aprobado por la comisión especial, el proyecto de ley podría saltar directamente al Senado, donde debe pasar por comisiones y el Plenario.

Pero si un mínimo de 52 diputados lo requiere será analizado antes por el plenario de la Cámara, cosa que probablemente ocurrirá en vista de la polémica que levanta el asunto en Brasil.

Este martes por la mañana, Bolsonaro ironizó sobre el proyecto y dijo que si el izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, vuelve al poder “plantará marihuana” en los jardines de la residencia oficial.

El cultivo de marihuana está prohibido en Brasil, pero apoyada en una ley de 2006 la justicia ha autorizado a algunos individuos o familias a plantar cannabis en sus casas tras justificar la necesidad médica.

En 2019, el regulador sanitario brasileño aprobó la fabricación de productos a base de cannabis y su venta en farmacias con fines medicinales y bajo prescripción profesional. Pero para poder fabricarlo y venderlo es necesario la importación de los insumos.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here