Enrique Alfaro
Fotografía: Gobierno de Jalisco
Guadalajara, Jalisco.

Si bien Jalisco respeta el derecho a la libre manifestación, esto no puede ser justificación para agredir, señaló Enrique Alfaro, Gobernador de Jalisco, respecto a la detención de 11 mujeres en una protesta en las instalaciones de la Secretaría de Educación, en la que se exigía justicia por la violación de dos menores en la primaria Marco Antonio Montes de Oca.

“Lo que vimos ese día fue un acto de violencia injustificado. Me parece que eso es terrible y sería lamentable solaparlo diciendo que es la libre expresión de las ideas. Aquí se respeta la libre manifestación, pero (las mujeres) llegaron a agredir y eso es un delito. La ley es punible contra quien sea”, señaló Enrique Alfaro.

Dijo que no fueron profesores ni empleados del plantel quienes cometieron la agresión, sino menores de edad contra quienes ya están presentadas las respectivas denuncias.

“Tenemos profundo respeto a la manifestación de las mujeres, nuestro respeto y solidaridad al movimiento feminista, pero la violencia no tiene justificación. Venga de quien venga”.

Detalló que el Órgano Interno de Control de la Secretaría de Educación retiró a cuatro personas por la omisión de no salvaguardar la integridad de los menores.

En otro orden de ideas, la Fiscalía del Estado informó que las 11 manifestantes fueron liberadas, aunque tendrán que enfrentar algunos cargos por los daños causados en las instalaciones de la Secretaría de Educación.

Julio Ríos