Presa El Zapotillo
Fotografía: Georgina García Solís
Guadalajara, Jalisco.

Con un sistema de compuertas y una altura a 80 metros en la Presa El Zapotillo, como lo planteó este fin de semana el Gobierno federal, no hay completa seguridad de que las poblaciones de Temacapulín, Acasico y Palmarejo estén a salvo de una inundación, advirtió el investigador de la Universidad de Guadalajara (UdeG), José Antonio Gómez Reyna.

Ante eso y la petición de las comunidades de recibir asesoría técnica, el próximo sábado en la reunión prevista con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), él junto con más especialistas prevén hacer una contrapropuesta: Un estudio técnico de hidrología que permitirá saber la altura segura de la presa y un vertedero de excedencia.

“El vertedero le hacemos un especie de hoyo y por este hoyo, cuando llegue a este nivel, pues se va a vaciar. Entonces, aunque le eches agua, esos hoyos por ahí va a salir el agua ¿y cuando va a llegar arriba? Nunca. Entonces, la pila la mantiene siempre a una misma altura. Eso mantendría seguras a las comunidades de que no se inunden. Es la propuesta que tendríamos que hacer, pero falta discutirla”.

Gómez Reyna recordó que las compuertas automáticas están sujetas a fallas técnicas o descuidos del operador remoto encargado de abrirlas.

“Esa compuerta como tú la vas a operar, el día que no esté el operador o falla el sistema. Es como los pasos a desnivel, tienen bombas, pero resulta que no funcionan porque cayó la tormenta y se fue la luz, ¿qué pasa? pues se inunda. Acá lo mismo, una compuerta que va a ser operada remotamente por un operador o sistema, al fallar la energía falla, pero si haces tú un sistema físico natural, pues nunca se va a llenar”.

Será a partir de esta semana cuando se reúnan con los técnicos de la Conagua, a quienes les van a proporcionar más información y se discutirá la propuesta.

Consideró que con la visita a la zona del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, se consiguió lo más importante: eliminar el trasvase a León, Guanajuato, porque el Río Verde no tiene la suficiencia.

El siguiente paso jurídico será modificar el decreto federal donde se especifica que el agua es sólo para León y no para Guadalajara.

Fatima Aguilar