La Procuraduria Federal de Protección al Ambiente clausuró una fábrica de tequila
Fotografía: Julio Ríos
Guadalajara, Jalisco

La Procuraduria Federal de Protección al Ambiente clausuró una fábrica de tequila en el municipio de San Ignacio Cerro Gordo, Jalisco, debido a que se acreditaron malos manejos en los residuos que genera esta tequilera.

La clausura hecha es parcial temporal y se refiere en específico al inadecuado fin de sus residuos de manejo especial (RME), específicamente de vinazas, un químico producto del proceso de destilación del mosto en la fermentación del etanol.

Esta clausura surgió de las revisiones que realizó el personal operativo de la dependencia durante una visita de inspección al lugar, donde se constató que no se realizaba la separación adecuada de los RME, contraviniendo lo dispuesto en el Artículo 144 Fracción I de la Ley Estatal del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LEEEPA) en materia de impacto ambiental.

Esta empresa cuenta con infraestructura para realizar la separación de residuos, sin embargo se observó que en los tambos diferenciados por color y rótulo había una mezcla de restos orgánicos, inorgánicos y sanitarios, lo que representa una violación a la Norma Ambiental Estatal NAE-SEMAES-007/2008.

En está inspección, personal de la Proepa constató que las vinazas se riegan fuera de la plataforma de composteo, sobre una sección contigua y que tiene un declive hacia un cuerpo de agua de temporal.

Los sellos de la clausura temporal parcial se quedarán en el sitio en tanto la empresa no acredite contar con las medidas necesarias para evitar contaminación y realizar la correcta disposición de sus residuos y se eviten daños ambientales en la zona.

Celia Niño