Fotografía: Medios
Guadalajara, Jalisco.

La Fiscalía del Estado ha publicado un boletín donde revictimiza a los guardias de seguridad que perdieron la vida en el resguardo de las instalaciones de Canal 44. Pero además, el boletín enviado por la dependencia señala claras inconsistencias en el abordaje de la carpeta de investigación.

En primer lugar, el vocero del Gobierno del Estado, Álvaro González, señaló que los hechos registrados el martes a las 13:30 en las afueras de las antenas del Sistema Universitario de Radio, Televisión y cinematografía “NO se trató de un ataque en contra de las instalaciones de canal 44”. Así lo mencionó en un alcance al boletín que fue enviado a los medios de comunicación.

Sin embargo, el boletín fue enviado por la Fiscalía a las 16:18 horas del miércoles. Es decir, más de 26 horas después de los hechos. En ese lapso, ni la autoridad municipal, ni la Fiscalía autónoma, ni el Gobierno del Estado entablaron comunicación con Canal 44. El abordaje fue tratado como un hecho aislado del contexto.

En el recuento de inconsistencias, ese primer boletín, con 26 horas de retraso, no menciona en ningún momento que el ataque fuera contra las instalaciones ni que las víctimas laboran para la Universidad de Guadalajara.

En segundo lugar, el boletín tampoco aclara que desde las 13:00 horas del miércoles, la Señal de canal 44 publicó la nota acompañados de videos del 30 de noviembre de 2021. En ellos se muestra a un grupo de personas merodeando las instalaciones de las antenas para intentar ingresar. El boletín enviado por la Fiscalía tampoco habla de que la chapa de la puerta principal fue forzada.

La tercera inconsistencia está en el siguiente párrafo del boletín de la Fiscalía: “Es importante señalar que los cuerpos de las víctimas se encontraron en dos puntos diferentes sobre el camino de terracería que lleva a los inmuebles de los medios de comunicación, el primero a una distancia de aproximadamente 8 metros del edificio más cercano y el otro a unos 45 metros del lugar donde se encontraba la primera víctima”.

Sin embargo, una fotografía en poder de este medio muestra claramente que el cuerpo de uno de los guardias se localiza a menos de 3 metros de la puerta de ingreso a las instalaciones del Canal 44.

La revictimización para los deudos también forma parte de esta revisión. De acuerdo con el reporte del propio personal de la institución, las pertenencias de ambos policías se encontraban dentro de las instalaciones. El suceso ocurrió en el momento en que se hacía cambio de turno. El nulo robo y la muerte con arma directa al cráneo de ambos guardias habla de una agresión directa.

El ataque fue contra dos guardias que hacían su trabajo. Pero ni el parte de novedades de la Fiscalía ni el municipal aclararon los hechos en un periodo de 26 horas. Fue hasta que la nota se publicó en udgtv.com cuando hubo esta respuesta con inconsistencias.

Esta actuación tardía por parte de las autoridades ocasionó que algunos medios de comunicación publicaran, desde el martes por la tarde, noticias dando por válidos los rumores de que los muertos eran parte de una banda criminal que merodea la parte alta del Cerro del 4. Ocasionando una doble revictimización de los compañeros de Canal 44.