Fotografía: Isabel Reyes.
Guadalajara, Jalisco.

Temple Grandin es zoóloga, etóloga y profesora estadounidense de la Universidad Estatal de Colorado. Es la creadora de “la máquina de abrazar”, un dispositivo que, por medio de la estimulación por presión profunda, constante o variable, calma la hipersensibilidad de personas con autismo.

Durante la universidad este aparato ayudaba a Gradin, quien padece este trastorno, a aliviar su propio estrés. El dramaturgo José Sanchis Sinisterra escribió “La máquina de abrazar” basándose en él, y la directora Sara Isabel Quintero Coronado llevó el texto a escena en el Teatro Vivian Blumenthal.

“Nos encontramos con un tema así, la verdad es que nos asustó bastante y nuestra primera obligación era investigar, era acercarnos, asesorarnos, buscar, y entre más lo hacíamos era un inmenso mundo para nosotros por explorar, pero luego nos fuimos tranquilizando, sabiendo que el dramaturgo sabía lo que escribía. Él ya había investigado por nosotros para dibujar un personaje con una específica forma de ser autista, porque hay muchas formas de ser autista”.

La trama es protagonizada por Miriam Salinas, una reconocida terapeuta que imparte una conferencia sobre los avances de Iris de Silva, una paciente diagnosticada con autismo y que mejoró gracias a una terapia poco convencional. Iris acude a la ponencia con Frida, su planta y mejor amiga. Sin embargo, en el transcurso sufre una crisis.

Sobre la función que cumple el teatro para visibilizar este tema dentro de la sociedad, Quintero Coronado enfatizó:

“Insisto, esta es una de las misiones importantes que tiene el teatro. A través de cualquier cosa, de cualquier tema, de cualquier género, siempre mostramos un espejo, siempre mostramos nuestro verdadero rostro. Y siempre mostrar también los rostros de lo que no consideramos normal, y que son también personas, que con el cuidado adecuado pueden llegar a destacar de una manera sobresaliente”.

Científicos, pintores y cineastas que marcaron la historia del mundo como Isaac Newton, Albert Einstein, Iris Grace Halmshaw y Tim Burton padecieron autismo.

La obra se reestrenó el primer fin de semana de abril y coincidió con la conmemoración del Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo. La temporada continúa este 9 y 10 de abril y se prolongará todos los sábados y domingos de mayo. Compra tus entradas en boletia.com.

Isabel Reyes

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here