Presa El Zapotillo
Fotografía: Gobierno de Jalisco
Guadalajara, Jalisco.

Luego de la visita del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, a la polémica Presa El Zapotillo, y después de 12 años de que inició su construcción en 2009, la incertidumbre llegó a su fin para los pobladores de Temacapulín, Acasico y Palmarejo.

En entrevista con señal informativa, el jefe del Departamento de Ciencias Ambientales de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Miguel Enrique Magaña Virgen, llega a estas conclusiones.

El tema pendiente será la altura de la cortina, que, aunque el Presidente mencionó que quedaría en 80 metros, el investigador manifestó que esto no es del todo seguro debido a diversos factores, incluso naturales. Ante ello, confirma que el abastecimiento de agua para la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) no debe depender en su totalidad de esta obra.

Una de las medidas anunciadas este fin de semana por el Presidente fue que no se enviaría agua para el Estado de Guanajuato, a lo que el investigador apuntó que, ante los cambios de Gobierno, pueden existir modificaciones en los proyectos, pero recordó que existe un decreto presidencial que data de 1995.

Finalmente, Magaña Virgen concluyo que este proyecto debe fundamentarse en cuestiones técnicas y jurídicas, mas no políticas.

Iván De León Meléndrez