Fotografía: EFE.
Ciudad de México, México.

La cultura y el entretenimiento de México se vieron fortalecidos en 2021 con la revitalización del triunfante cine mexicano, la llegada de nuevas plataformas de “streaming”, el regreso de los conciertos presenciales y la publicación de polémicos libros.

El ojo mexicano

“Noche de fuego” de Tatiana Huezo al llegar a Cannes, el filme actualmente se encarrila para la nominación al Óscar tras retratar la dura realidad que enfrentan las mujeres y la brutalidad del narcotráfico.

Samuel Kishi llegará a los premios Goya en el 2022 con la nominación de una película personal llamada “Los lobos”, en donde muestra la migración desde la perspectiva infantil.

Por otro lado, la película acreedora a ocho premios Ariel, “Sin señas particulares” de Fernanda Valadez y la película ovacionada en Cannes protagonizada por Arcelia Ramirez, “La civil”, denunciaron las desapariciones forzadas a manos del crimen organizado en el país.

Presencial musical

En la escena discográfica, artistas presentaron nuevos álbumes, entre ellos Zoé con “Sonidos de Karmática Resonancia” y Natalia Lafourcade, quien mostró la última parte de su proyecto de son jarocho “Un canto por México vol. 2” que la hizo acreedora a dos Latin Grammy este año.

Suspense, drama y “realitys”

Netflix siguió son sus populares propuestas siendo la producción mexicana “¿Quién mató a Sara?” una de las series más vistas de la plataforma y, después de dos temporadas, el drama protagonizado por Diego Boneta “Luis Miguel, la serie”, llegó a su final con una tercera temporada.

En cuanto a la televisión abierta, la versión mexicana de Azteca UNO “MasterChef celebrity” causaron alboroto por los múltiples contagios de coronavirus y “¿Quién es la máscara?” de Televisa sorprendió a los espectadores con la participación de grandes figuras de la música que cantaban de incógnito.

Literatura polémica

Además de debutar como guionista, la escritora Fernanda Melchor presentó este año su libro “Paradais”, un relato crudo sobre la violencia sin distinción de clases sociales.

Olga Wornat desató la polémica con su libro “El último rey”, la biografía no autorizada de Vicente Fernández, quien murió este diciembre, al describir los conflictos de una de las familias más poderosas del entretenimiento en el país.

Y la periodista de investigación Anabel Hernández denunció los nexos que existen entre celebridades y narcotraficantes con su libro “Emma y las otras señoras del narco”.

Arte presente

También abrieron exposiciones que modificaron la forma de acercarse al arte como “Frida Inmersiva”, una exposición que de forma monumental sumergió a los asistentes a la obra de la pintora surrealista mexicana.

Asimismo, la obra del pintor italiano “Modigliani se exhibió en el Palacio de Bellas Artes, mientras que Salvador Dalí tuvo su propio espacio en Santa Fe con “Dalí 2.1”, una exhibición interactiva.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here