Fotografía: Fátima Aguilar

Guadalajara, Jalisco.

A raíz del sismo que se registró este mediodía en el Centro de Guadalajara, un ornato de la cúpula del Templo de San Agustín cayó sobre un vehículo en el que circulaba una familia de cuatro personas, pero resultó sin lesiones.

Después de haber realizado el macro simulacro en edificios públicos del primer cuadro de la Ciudad a las 12:19 horas, los trabajadores comenzaban a reincorporarse a sus labores, cuando a la 1:07 de la tarde se sintió el temblor y los inmuebles volvieron a evacuarse.

En la esquina de la calle Degollado y Morelos se levantó una gran cortina de humo. Carlos Cardona, conductor del vehículo dañado, explicó lo ocurrido:

 “No lo sentimos (el temblor). Nada más como vimos que iba saliendo las personas del edificio, creímos que por lo del simulacro. Vamos a esperar que salgan todos y nos dejen pasar, nos quedamos parados, y de pronto empiezan a caer las piedras pequeñas y esa grande que nos cayó. Se empezó a encender el vehículo. Nos salimos rápido del vehículo y un locatario me prestó su extinguidor para apagarlo”.

Su esposa y sus dos hijas fueron atendidas por paramédicos y psicólogos al presentar cuadros de crisis nerviosas.

Al lugar arribó también personal de Protección Civil y Bomberos del Estado para acordonar la zona y revisar posibles daños estructurales en el templo, los locales de enfrente y el edificio del Consejo de la Judicatura, mismo que el personal de seguridad sí reportó cuarteaduras.

El secretario general de Gobierno, Enrique Ibarra Pedroza informó que se revisan también otros templos y edificios del Centro, en especial el Hotel One, pues ya se encontraba apuntalado por los daños ocasionados durante la construcción de la Línea 3 del Tren Ligero. Las clases también fueron suspendidas en todo el Estado.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here