Fotografía: Pablo Toledo
Tonalá, Jalisco.

Residentes de Rancho la Cruz, Colinas de San Carlos, Altamira, Vistas de Tonalá entre otros, se manifestaron en el Centro de Transferencia Temporal de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) denominado La Piedrera de Tonalá para cerrar sus puertas ante la falta de compromiso de las autoridades.

Esta es la tercera ocasión que vecinos se manifiestan por la contaminación de los residuos y porque el municipio no ha cumplido con lo dispuesto por la Semadet, ya que la basura se queda en el predio por varios días.

“Ya tienen casi seis meses de que está operando lo que ellos llaman la planta de transferencia pero la basura se sigue quedando de los 13 puntos que le marcó semadet no han cumplido ninguno-¿Ante el amago de la manifestación retiraron toda la basura?-si el predio ahorita se encuentra limpio porque en la primera manifestación se quedó una góndola adentro y el señor se molestó entonces siempre se les avisa cuando se va a hacer alguna manifestación siempre“, señaló Virginia Estudillo habitante de vistas del Valle Tonalá.

Algunos vecinos de la zona refieren que el permiso otorgado por la Procuraduría Estatal de Protección al Medio Ambiente (PROEPA) se otorgó en base a engaños, ya que la socialización y firmas para su autorización se dio por personas desconocidas de las colonias aledañas a la piedrera y este tiene un plazo de 6 meses, tiempo que está por culminar y aún se desconoce qué fin tendrá el predio que según es utilizado como una planta de transferencia en Tonalá.

Horas después de la manifestación, la secretaria general del Ayuntamiento de Tonalá, Celia Gauna, arribó al sitio para dialogar con los vecinos llegando al acuerdo de cerrar la planta de la piedrera el 30 de enero próximo, y por lo pronto acatar las normas de Semadet.

Pablo Toledo

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here