A partir del mes de marzo y hasta principios de agosto se recolecta la zarzamora silvestre, materia prima para la preparación del tradicional ponche frío.
A partir del mes de marzo y hasta principios de agosto se recolecta la zarzamora silvestre, materia prima para la preparación del tradicional ponche frío.
Autlán de Navarro, Jalisco.

La delegación de Ahuachapán cuenta con una tradición familiar para la elaboración de ponche a base de frutos de temporada como lo son la granada china, el mango,  la piña y la zarzamora es recolectada desde su estado silvestre y le brinda el sabor característico al ponche frio, cuenta la señora Evelia Coz y León Becerra.

“El más tradicional ha sido el de zarzamora, porque es fruto que se cultiva aquí. De ahí uno hace diferentes de nance, piña, tamarindo, mango, guanábana, de las granadas la roja y la granada china o pasiflora.”

La señora Evelia cuenta con una experiencia de más de 20 años en la realización de ponche frio, menciona que durante los meses de marzo a agosto su familia se prepara para la recolección de los frutos que permiten la realización del ponche durante todo el año.

“La temporada de zarzamora es de marzo a mayo, en ese tiempo es más fácil hacerlo porque se utiliza la zarzamora silvestre porque la zarzamora de cultivo no garantiza el producto, es totalmente otro sabor.

El nombre de ponche viene de la palabra “pac”, que quiere decir cinco, y que hace referencia a los cinco ingredientes que llevaba en su primera versión: limón, azúcar, agua, té y aguardiente de vino de palma. Con el paso de los años, su nombre se cambió al inglés, punch, y después se tradujo al español, quedando como lo conocemos hoy en día: ponche.

La actividad de recolección tiene un aporte nutricional diferente a la dieta de los habitantes de la región y consumidores de la bebida tradicional, la cual distingue calidades de acuerdo al paso del tiempo comento la Señora Coz y León Becerra.

“No ocupas dejarlo añejar mucho porque obvio le ponen el alcohol pero si entre 2 o 3 días empieza a agarrar la fermentación claro, ahora si que entre más viejo esta el vino está más bueno.”

El ponche se comercializa con etiquetas que lucen el logo de la delegación y del grupo de “Turismo de Naturaleza Ahuachapán” además va a nombre de la persona que lo está embazando. Los costos del ponche oscilan entre los 60 y los casi 100 pesos por litro de ponche.

Alma Lizeth Pérez Vázquez