Fotografía: AFP
Moscú, Rusia.

La policía rusa detuvo el sábado a unas 25 personas que manifestaban en la localidad de Jabárovsk, en el extremo oriental del país, en protesta por la detención del gobernador de la región, en una inusual muestra de oposición al Kremlin.

Los manifestantes se habían reunido en esta ciudad a más de 6 mil km al este de Moscú por 92ª vez, en apoyo del gobernador Serguéi Furgal.

Algunos observadores han destacado que estas protestas populares podrían apuntar a un creciente descontento político y social ruso.

Furgal fue elegido gobernador en 2018, tras ganar en las urnas a su rival, que ocupaba el cargo y era el candidato del partido oficialista en el Kremlin.

“La policía antidisturbios detuvo a 25 personas: 20 hombres y 5 mujeres“, explicó un portavoz del ayuntamiento, Ruslan Sokolov.

Los manifestantes habían instalado tiendas de campaña, banderas y altavoces en una plaza ante la sede de la administración regional para expresar su apoyo al gobernador, informó la agencia de noticias RIA Novosti.

La policía utilizó sus porras para dispersar a los manifestantes, y un hombre fue llevado inconsciente a una furgoneta de las fuerzas de seguridad, mientras que una mujer yacía en el suelo desmayada, presenció RIA Novosti.

Como mínimo dos periodistas y el jefe de la oficina local del opositor Alexéi Navalni (actualmente en Alemania recuperándose de un intento de envenenamiento) fueron detenidos, informó OVD Info, un grupo que informa sobre las protestas políticas y los arrestos en todo el país.

La policía no emitió ningún comunicado.

Las protestas en favor del gobernador depuesto empezaron en julio, cuando Furgal, de profesión doctor, fue detenido acusado de haber ordenado dos asesinatos y de intento de asesinato una década antes.