Policía panameña rescata a tres niños de una secta religiosa en zona indígena
Fotografía: MAURICIO VALENZUELA / AFP
Ciudad de Panamá, Panamá

La policía de Panamá rescató este sábado a tres menores de edad que se encontraban presuntamente retenidos por una secta en una comarca indígena del país, informó el ministro de Seguridad, Juan Pino.

“Se rescataron tres niños y hay una persona que se dio a la fuga”, dijo Pino a periodistas. Según el funcionario, los menores rescatados “están en perfecto estado”, agregó.

Pino manifestó que las primeras investigaciones indican que la retención se produjo por parte de “una posible secta religiosa”.

El rescate tuvo lugar en Guayabal, una zona de difícil acceso en la Comarca Ngäbe Buglé, en el oeste del país.

El Servicio Nacional Aeronaval (Senan) informó en un comunicado que unidades de esta institución policial vieron desde un helicóptero a un hombre “que se daba a la fuga desde un rancho con dos menores de edad”.

Posteriormente dentro de otro rancho fue encontrado un menor de dos meses, que había sido separado de su madre biológica, añadió el Senan.

La operación de rescate, en la que participaron unidades especiales, contó con la colaboración de una persona que logró escapar previamente de sus captores.

Pino explicó que la liberación se iba a realizar el viernes, pero las condiciones climáticas lo impidieron. Según el ministro, la investigación sigue abierta para dar con los captores.

En enero una secta religiosa mató a siete personas, seis niños y una mujer embarazada, durante un ritual celebrado en el poblado de Altos del Terrón, también en la comunidad indígena Ngäbe Buglé.

Los cuerpos fueron hallados -amarrados y en avanzado estado de descomposición- en una fosa común en un cementerio, ubicado a una hora del lugar.