Lorenzo Córdova
Fotografía: EFE/ Jorge Núñez/Archivo
Guadalajara, Jalisco.

El presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, no ve desafíos exclusivos de la democracia mexicana. En el programa “Conversaciones con Mauricio Merino”, el consejero presidente expuso que los problemas de la democracia son globales y que algunos de los más graves son la polarización y la intolerancia.

“La intolerancia es el valor antidemocrático por excelencia y es justamente el elemento corrosivo de la convivencia pacífica y el principal problema que enfrentan las democracias en el mundo. Cuando al de enfrente lo ves, no en la lógica de una contraparte con quien no estás de acuerdo, pero vas a buscar los puntos de confluencia, los consensos, sino que lo ves como un enemigo que hay que eliminar, entonces tienes arado el terreno para que surjan las funciones autoritarias”.

El presidente del INE, quien ha estado en constante enfrentamiento con el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, consideró que los otros desafíos globales de la democracia son la desinformación, los efectos de la pandemia y la insatisfacción.

Planteó que las democracias menos avanzadas, como la mexicana, han generado un descontento por no cumplir con la expectativa de ser la solución a todos los problemas sociales: pobreza, desigualdad, corrupción, impunidad, inseguridad y violencia.

En el programa, transmitido por Canal 44 de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Lorenzo Córdova evadió hablar de las amenazas que ha enfrentado el INE como la desaparición y los recortes presupuestales.

Georgina García Solís

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here