MAcrolibramiento
Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

Una opción para los transportistas de carga que han expresado quejas por la restricción de ingreso a la ciudad, de 6 a 9 de la mañana, medida que entrará en vigor el 1 de febrero, es que utilicen el Macrolibramiento.

Se trata de una autopista de peaje, de una extensión de 111 kilómetros, que conecta desde la autopista a Zapotlanejo, hasta la autopista a Tepic.

El director del Instituto de Planeación del Área Metropolitana de Guadalajara (Imeplan), Mario Silva Rodríguez, sugirió a las empresas de transporte de carga y a los hombres-camión, que hagan un “frente común” y exijan al gobierno federal que gestione un descuento en las tarifas.

La carretera de peaje está concesionada a la empresa Ideal, filial del grupo Carso, propiedad de Carlos Slim.

“Yo quisiera aprovechar los micrófonos para invitar a los transportistas a que se unan en un frente común para pedirle al gobierno federal, reducir los costos del Macrolibramiento. Me parece que la organización positiva que tienen para defender el tema, debe canalizarse a pedir que esta infraestructura tenga un costo asequeible. Ya está, para eso fue construida, para eso fue creada. No habría necesidad de entrar al Área Metropolitana de Guadalajara (AMG) utilizando el Macrolibramiento y el macrolibramiento conecta 4 de las 7 accesos carreteros de la ciudad, que concentran 75% de la distribución de mercancías”, expresó Mario Silva, director del Imeplan.

Mario Silva señaló que a nadie de los transportistas le conviene económicamente quedarse estacionado, por lo que una opción es usar el Macrolibramiento, que está en servicio desde noviembre de 2017.

Lo que ha impedido a los transportistas a usar con frecuencia el Macrolibramiento son las altas tarifas que se cobran, según lo han expresado.

Por ejemplo, un tráiler debe pagar $542 si recorre los 111 kilómetros; un doble remolque $601; un autobús de pasajeros $362 y un auto particular $295.

La ventaja que da usar la carretera de peaje es que en horas pico, las unidades pueden ahorrarse hasta 2 horas y media, en el traslado completo, pues evitan entrar al Periférico Sur para tomar otras vías, cuando van de paso y su destino no es Guadalajara.

Ignacio Pérez Vega