Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

Ante los hechos de inseguridad y agresiones en contra de alumnas, debe reforzarse el operativo Sendero Seguro, que realiza la Policía Municipal de Guadalajara en torno a instalaciones de preparatorias y centros universitarios, advirtió el regidor de Hagamos, Tonatiuh Bravo Padilla.

Los puntos de mayor riesgo son alrededor del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI), donde también están las preparatorias 11 y Vocacional, dijo el ex rector de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

La iniciativa del edil se centra en dos acciones: operativos permanentes en torno a las instalaciones universitarias y la creación de una brigada de mujeres policías.

“Por orden de importancia, diría que el primero de más riesgo es la zona del Tecnológico, donde está ubicado el CUCEI, las preparatorias 12 y Escuela Vocacional. Ese es el núcleo que desgraciadamente está más sometido a las presiones del entorno. Ese sería el primer lugar, el segundo lugar, es el entorno del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), que también ha crecido la exposición. Ahí es donde ocurrieron los hechos de Prepa 11 y del CUCS. Además, la población femenina en torno al CUCS, es mucho más marcada”, precisó.

En el CUCS están las carreras de Nutrición, Enfermería, Psicología, Odontología y Medicina, con mayor matrícula femenina.

El edil dijo que también se debe reforzar la vigilancia en los entornos de las preparatorias 2, 3, 4, 5 y 6, así como en la 11, 12, 13 y 14, todas asentadas en el municipio de Guadalajara.

El regidor de oposición hizo un llamado al alcalde Pablo Lemus, para que también se sancione y se clausuren los negocios de micheladas, desayunadores, restaurantes de alitas y tiendas de abarrotes, que venden cerveza a los estudiantes y que se sitúan a menos de 200 metros de las escuelas. Esto viola los reglamentos municipales, en específico el artículo 66 del Reglamento para la Venta y Consumo de Bebidas Alcohólicas.

“En nuestra opinión, el Ayuntamiento debe proceder a emplazar a los negocios, a que retiren la venta de bebidas alcohólicas, y de no hacerlo, debe proceder a la clausura de los lugares. Eso es justamente el planteamiento que nosotros estamos haciendo. El reglamento es muy claro y el reglamento no establece ninguna excepción y por lo tanto no puede haber ningún pretexto”, puntualizó.

Enfrente de la Rectoría del CUCEI, hay venta de alitas con cervezas, lo mismo, que afuera del CUAAD y el CUCSH La Normal, todos a menos de 200 metros del ingreso principal a los centros educativos.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here