Fotografía: Ignacio Pérez
Guadalajara, Jalisco.

En seis estados del país ya se tipificó como delito la “violencia vicaria”, que se refiere a los daños físicos o psicológicos que ejerce una persona, con la finalidad de dañar a alguien con quien mantiene o ha mantenido una relación y con la que tiene hijos en común.

En Jalisco, el tema ya se aprobó en la Comisión de Igualdad Sustantiva y de Género, pero aún falta que se vote en el pleno.

En ese contexto, Yazmín Fuentes Montpellier, psicóloga clínica y forense y delegada de la organización Primero Infancia Internacional, se entrevistará con diputadas y diputados de Jalisco, para pedirles que frenen el tema, ya que se trata de una figura legal “antijurídica y parcial”, ya que criminaliza al hombre y lo señala como agresor por naturaleza.

La violencia vicaria ya se aprobó en los estados de Zacatecas, México, Yucatán, Baja California, Hidalgo y Puebla, donde a los varones que cometen ese tipo de agresión les quitan la patria potestad de sus hijos e incluso el derecho sucesorio para sus descendientes y ahí a quien se afecta es a los menores de edad.

“Nuestra Constitución nos marca en el artículo Cuarto que la mujer y el hombre son iguales ante la Ley. Entonces, toda esta propuesta viene a romper, es un retroceso a los derechos humanos, que no pueden ir hacia atrás. Viene a dividir hombres y mujeres: mujeres buenas y hombres malos, lo cual es contra la naturaleza, porque no son todos los hombres malos ni agresores, ni todas las mujeres son víctimas. hay hombres con capacidades de paternidad para proteger a sus hijos, como los hay de las mujeres, pero cuando se hacen propuestas sexistas lo que vamos a provocar es un retroceso y una violencia mayor”, explicó.

Yazmín Fuentes afirmó que la figura legal de “violencia vicaria” establece que una mujer que violenta a sus hijos o que atenta contra su vida, es producto de ese agresor vicario, de quien es o fue su pareja.

El abogado Juan Carlos Romero indicó que crear el delito de “violencia vicaria” es innecesario, debido a que ya existen en el Código Penal la violencia física, psicológica y sexual.

“Es algo que preocupa porque de la manera en lo que lo estamos explicando, el hecho de tratar de hacer ver o creer que el hombre es el único violentador, trae como consecuencia que estamos aquí yendo en contra de derechos humanos protegidos en el artículo primero constitucional, en donde nos dice que el hombre y la mujer son iguales ante la ley”, expresó.

El tema es muy importante que se revise en el Congreso de Jalisco, ya que la separación entre las parejas va al alza. Actualmente, en el país, del total de los matrimonios, 30% se divorcia y en la mayoría de los casos está involucrada como motivo de la separación la violencia familiar.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here