Fotografía: UdeG.
Guadalajara, Jalisco.

El amparo contra cualquier orden de aprehensión que obtuvo el magistrado José de Jesús “N”, denunciado por el abuso sexual de una adolescente, no cambia su separación provisional del cargo, pues aún se considera prófugo, aseguró el presidente del Poder Judicial, Daniel Espinosa Licón.

Aunque el retiro total del sueldo se mantiene después de que no acudió a las audiencias del proceso penal en su contra, Espinosa Licon manifestó que aún no se le puede suspender definitivamente como magistrado.

“Él sigue separado provisionalmente del encargo, pero ahora con motivo del proceso penal y haber sido declarado sustraído de la acción de la justicia. Él, para que deje de ser magistrado de manera definitiva, hay dos rutas. Una: un juicio político, donde el Congreso del Estado decreta el cese; es decir, la terminación total del encargo; o, dentro del proceso penal, el Ministerio Público acuse solicitando el cese o la inhabilitación”.

Según Espinosa Licon, no existen más recursos legales para que el magistrado pueda recuperar parte del sueldo que recibía, luego de la suspensión determinada por el Pleno del Supremo Tribunal.

Debido a que no se le pudo imputar ni vincular a proceso, el Ministerio Público no ha hecho esta solicitud.

Además, el Supremo Tribunal de Justicia ya no está obligado a cumplir con los acreedores que solicitaron un amparo para cumplir con una pensión alimenticia.

Manifestó que la investigación en sus áreas de trabajo continúa abierta para recibir posibles denuncias por acoso u hostigamiento sexual de parte de quienes trabajaron con él.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here