Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

Los productores avícolas de Los Altos de Jalisco están muy preocupados por el brote de gripe aviar que se registró en una granja productora de huevo en San Miguel el Alto, donde el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), decretó una cuarentena, para evitar que se propague a otras granjas de la región.

Esto lo dijo Andrés Canales Leaño, presidente del Consejo Académico Agroalimentario de Jalisco (CCAJ), entrevistado en el Congreso del Estado, durante la sesión de Glosa del Informe de Gobierno, a donde acudió para hacer preguntas a los integrantes del Gabinete Económico.

“Estamos pro supuesto muy preocupados por el tema , es una enfermedad que tiene una posibilidad de expandirse fuertemente. Ya tenemos los casos en Jalisco, en otros estados del país como Nuevo León, también se han detectado. Es una enfermedad que se transmite a través de las aves silvestres, por lo tanto, es difícil de controlar. En Jalisco, creo que tenemos algunas ventajas que otros estados, por tener una Agencia Estatal de Sanidad e Inocuidad, que ha estado trabajando de la mano con Senasica”, explicó.

Canales Leaño dijo que el brote de influenza aviar está bajo control, pues únicamente se registra el caso de San Miguel el Alto. Añadió que al tratarse de una sola granja, no tiene por qué repercutir en el precio al público del huevo y del pollo.

La granja afectada tuvo que sacrificar a 360 mil aves enfermas.

“Actualmente es una granja en San Miguel el Alto, está controlado, esperemos que así siga. No, no podemos descartar (que se propague), es una transmisión de aves silvestres, es complicado, pero se está trabajando. Lo importante es que se tomaron cartas en el asunto. Tenemos una Agencia (estatal) que no soporta el trabajo que anteriormente solo hacía la Senasica”, aseveró.

Las asociaciones de avicultores en Los Altos están apoyándose entre ellas y en esa medida respaldarán a la granja que tuvo que sacrificar a 360 mil ejemplares.

Lo que sigue ahora es vacunar a las aves aledañas y por lo pronto, las granjas que están a 10 kilómetros a la redonda, tendrán vigilancia, para frenar otros brotes.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here