Fotografía: Cortesía
Guadalajara, Jalisco.

En Tonalá, las cantinas, moteles, cabaretes, botaneros y salas de masaje, deberán acreditar que realizaron una capacitación en materia de prevención de trata de personas para renovar o solicitar la licencia municipal de operación.

La medida fue aprobada en sesión del pleno del Ayuntamiento, a propuesta hecha por el regidor de MC, Manuel Romero Cueva, quien preside la Comisión de Juventud. La exigencia forma parte del Reglamento de Comercio del municipio y obliga a los giros susceptibles a que se cometa ese delito.

Los negocios también deberán firmar un decálogo para denunciar y no encubrir el delito de explotación de personas.

Durante la sesión, también se propuso crear un Reglamento Municipal para Prevenir la Trata de Personas, según explicó el edil Manuel Romero.

“Tonalá tiene la oportunidad de ser el primer municipio metropolitano en reglamentar con claridad y con puntualidad el marco de la actuación, para atender un problema social que afecta en mayor medida a las y los jóvenes del municipio”, expresó.

El objetivo de expedir el Reglamento es que Tonalá sea el primer municipio libre de trata de personas, desde la óptica de la prevención, en el Área Metropolitana de Guadalajara.

“La propuesta es lograr tener el primer reglamento contra la trata de personas en la zona metropolitana de Guadalajara. Aunque existe una Ley General, tanto federal, como estatal, donde se manifiesta que los municipios deberán contar con un reglamento en este tema. Hoy lamentablemente ningún municipio metropolitano cuenta con este Reglamento”, aseveró.

Para elaborar el Reglamento Municipal para Prevenir la Trata de Personas se harán consultas con especialistas y académicos de universidades y con ctivistas de la sociedad civil.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here