Fotografía: Georgina García Solís
Guadalajara, Jalisco.

A fin de que la pandemia no detenga el trabajo legislativo, la diputada del PRD, Mónica Almeida presentó una iniciativa de reforma constitucional y a la Ley Orgánica del Congreso del Unión para que las votaciones en sesiones remotas tengan validez jurídica.

La legisladora federal por Jalisco expuso que el distanciamiento físico que se requiere para evitar la propagación del coronavirus no debe ser un impedimento para continuar con la agenda legislativa.

“Presentamos una ley que modifica el articulo 63 de la Constitución y más de 15 artículos de la Ley Orgánica del Congreso de la Unión para que las sesiones de la Mesa Directiva, de la Junta de Coordinación Política, de las comisiones y del pleno tengan una validez legal en su votación en sesiones remotas a través de plataformas digitales, con identificación de datos biométricos y firmas electrónicas”.

La Cámara de Diputados está en receso legislativo, y las sesiones de comisiones se llevan a cabo de manera virtual, donde se someten a votación dictámenes que no son polémicos y se reservan aquellos que no tienen consenso para que no sean impugnados por no existir esta figura en la Ley Orgánica ni en la Constitución.

La perredista espera que su iniciativa se turne a comisiones en la siguiente sesión extraordinaria de la Cámara de Diputados para se pueda contar con esta herramienta, en el siguiente periodo de sesiones ordinario que inicia en septiembre.

La diputada jalisciense aclaró que su iniciativa no sólo busca aprovechar los avances tecnológicos durante la emergencia sanitaria, sino también que se use como una alternativa que evite el traslado de los legisladores desde sus estados hacia la Ciudad de México y se generen ahorros.

Georgina García Solís